Relato de padres de bebé hondureña nacida con Microcefalia en EEUU

1040
microcefalia
microcefalia vinculada al sika

Darah Girón, de tres meses de nacida es la primera bebé de padres hondureños que nació en Estados Unidos con el padecimiento de microcefalia vinculado al virus de Zika.

DailyMail.com – Online News, publicó en exclusiva la historia de Claudia y Christian Giron, padres de Darah,  la pareja relata su vivencia durante el embarazo y su deseo de regresar  a Estados Unidos para que su hija tenga cuidados más adecuados.

La pareja hondureña, relato que ambos contrajeron el virus del Zika cuando ella apenas tenía unas semanas de embarazo, pero aunque tuvo la sospecha de que su bebe podría ser afectada se aferró a la idea de que no sería así.

Sin embargo al poco tiempo los médicos le confirmaban la devastadora noticia, de que en efecto su niña presentaba microcefalia, Claudia detalla que buscaron varias opiniones medicas porque se resistían a la realidad.

Son los primeros padres de un bebé nacido en Estados Unidos, con microcefalia vinculada al zika y según su historia la niña nació allá de forma circunstancial como se detalla en párrafos posteriores.

Darah nació el 31 de mayo en la Universidad del Centro Médico Hackensack, Nueva Jersey, la historia de esta pareja revela que ambos padres habían contraído Zika cuando Claudia tenía 14 semanas de embarazo, pero fue sólo en los últimos meses que los médicos dictaron la devastadora noticia de que su bebé tenía microcefalia relacionada con Zika.

La pequeña Darah es una gran bendición para su familia
La pequeña Darah es una gran bendición para su familia

La devastadora noticia

Claudia, dijo en la entrevista brindada al medio internacional DailyMail.com “El doctor dijo microcelia  y yo no sabía lo que esta palabra, significaba”.

Continuo detallando “Cuando los médicos nos dieron la noticia y confirmó  el diagnostico en que  Darah fue confirmada con microcefalia fue abrumadora”.  “Se siente como si todo el mundo se está cayendo a pedazos, no hay nada que puedas hacer.   ‘La única información que recibimos fue negativo y no nos podemos imaginar cómo íbamos a salir adelante. ”

Claudia y Christian,  tienen otro hijo mayor de 6 años  y él solo sabe que su hermanita tiene la cabeza pequeña pero no entiende la dimensión de eso, informaron los padres.

Además la pareja, cuenta que  no recibió advertencias de su médico acerca del virus Zika pero habían oído sobre el creciente número de casos en Brasil.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades anunciaron una conexión entre el virus Zika y defectos de nacimiento en abril.

La historia vivida

Claudia recuerda vívidamente el día que Christian se puso enfermo. ‘Era el 5 de diciembre y que estaba muy enfermo – que tenía una erupción en todo el cuerpo, fiebre alta, sus ojos enrojecidos y sus músculos adoloridos. Él sabía que tenía Zika ‘.

Claudia, continuo el relato añadiendo que estaba cerca de catorce semanas de embarazo,  y ella también comenzó a sentirse enferma fue al médico y le hicieron pruebas  para la fiebre de Chikungunya y Dengue pero no había ninguna prueba en Honduras que comprobará  el virus Zika.

Ella dijo: “Yo tenía una ligera erupción cutánea y fiebre, pero no estaba tan enferma como Cristian. Como medida de precaución, fui al hospital y fui admitido por unos días.

Nota relacionada: Ascienden a 55 los casos de niños con microcefalia en Honduras

“El médico me dijo,” Tienes Zika pero en el momento no me  golpeo la noticia de forma  tan difícil”. Ya que el doctor añadió que no tenía fiebre alta y tampoco  la erupción por todas partes, por lo que las probabilidades de que el virus afectara el embarazo no eran ” Me dieron medicamentos para la alergia y me dijeron que volviera  a casa y me relajara ”

No obstante, Claudia manifestó que ella seguía preocupada como era natural y realizó una visita a su ginecólogo que estuvo de acuerdo con el diagnóstico del hospital y dijo que existía la probabilidad de que  su embarazo resultará afectado.

El ginecólogo no realizó ecografías, por lo que la pareja decidió pagar por uno en una clínica privada. Unas semanas después, un neurólogo dio la noticia devastadora que su bebé podría estar sufriendo de microcefalia.

La pareja decidió buscar una segunda opinión y visitó a otro especialista, por otro ultrasonido y más pruebas en enero.