Otra masacre en Honduras: cuatro muertos y dos heridos en Lepaterique, FM

1074
masacre en Lepaterique
Los cuatro cadáveres quedaron frente a un muro con el nombre del municipio.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Una nueva masacre se registró la madrugada de este día en el municipio de Lepaterique, Francisco Morazán, donde cuatro jóvenes murieron y otras personas resultaron heridas.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Marlon Fernando Ginebra Galo, Gerardo Antonio García Martínez, Elvin Augusto Servellón y Arnol Fabricio Escoto. Según pobladores, varios de ellos trabajaban como conductores de mototaxis.

De igual forma, ingresaron dos jóvenes heridos al Hospital Escuela Universitario (HEU). Ellos responden a los nombres de Rony Alexander Durón y Edgar Danilo López de 18 años de edad quien ya fue dado de alta.

El hecho se dio a varios metros de una escuela de esa localidad. Esto, cuando los ahora fallecidos y los que resultaron heridos, departían frente a este centro de estudios.

«Es lamentable lo que sucedió. Nunca había pasado algo así, tienen que traer más refuerzos porque solo hay como cuatro policías», dijo uno de los pobladores que se encontraba en el lugar esta mañana.

Los cuerpos de los perjudicados fueron ingresados a eso de las 6:30 am a la morgue capitalina. Familiares se trasladaron al lugar para reclamar los cuerpos una vez que a estos se les haya realizado los estudios correspondientes.

Estos son tres de los cuatro masacrados en Lepaterique esta madrugada. La foto fue posteada en redes sociales por personas cercanas a las víctimas.

Lea también: Observatorio Nacional de la violencia: Honduras registra 41 masacres y 144 víctimas

Familiares lamentan pérdida

El padre de Arnol Fabricio Escoto, uno de los fallecidos, llegó a la morgue capitalina para identificar el cuerpo de su hijo. Por lo que, lamentó lo sucedido.

«Mi hermana me dijo que me habían matado al cipote. Yo iba saliendo a trabajar cuando me informaron de la muerte de él».

También detalló que su hijo se había graduado de bachiller y se dedicaba a ayudar a sus tíos con el cultivo de hortalizas y la ganadería.

«Él se graduó de bachiller en computación y era residente ahí en Lepaterique. Tengo que pedirle a Dios que me de fuerza porque Él ya juzgó, esas son manos criminales», lamentó el padre de Fabricio.

Con este suceso, se registrarían 44 masacres en el país. Aunque, si se contabiliza la muerte de los cuatro areneros en La Lima como una masacre, estas ascenderían a 45.