Oscars 2020: la peor audiencia televisiva de su historia

325
Oscars
La gala de los Oscar registró este año el dato de audiencia más bajo de su historia, con 23,6 millones de espectadores en los Estados Unidos, lo que representa una caída de 6 millones respecto a la edición anterior.

REDACCIÓN- La gala de los Oscars registró este año el dato de audiencia más bajo de su historia, con 23,6 millones de espectadores en los Estados Unidos.

El número representó una caída de 6 millones respecto a la edición anterior, según el informe divulgado este lunes por la consultora Nielsen.

A pesar de que en 2019 el número de espectadores mejoró ligeramente para los Premios Oscar, esta bajada de audiencia coincide con los malos datos que cosechan la mayoría de entregas de premios últimamente.  Esta época quedó marcada por el descenso del consumo televisivo frente a internet y las redes sociales.

Premios Oscars: notable tendencia a la baja 

Hasta ahora, el peor registro para una entrega de premios de la Academia de Hollywood era el de la edición de 2018. Esa gala registró 26,5 millones de espectadores, por lo que el récord del mal dato bajó casi 3 millones.

Estas mediciones contabilizan únicamente la audiencia televisiva y no incorporan a los espectadores que siguen la ceremonia por internet, a través de redes sociales o de dispositivos móviles. La gala de este domingo duró tres horas y 36 minutos, 13 minutos más que la del año pasado. Por segunda vez consecutiva, no contó con maestro de ceremonias.

Lea también: El gesto de Billie Eilish en los Oscar que se convirtió el meme de la noche

Cambio de formato

Para tratar de mantener los buenos datos de la gala anterior, los Oscars repitieron el mismo guion al prescindir de la figura del maestro de ceremonias, aligerar los discursos y sobre todo, introducir un gran número de actuaciones musicales.

Billie Eilish, Eminem, Elton John y Janelle Monáe fueron algunas de las estrellas que subieron al escenario durante la ceremonia, en la que además «Parasite» hizo historia al ser la primera cinta que ganó a la vez como mejor película internacional y mejor película, categoría en la que siempre habían triunfado la de habla inglesa.

Aun así, los Oscar continuaron como la entrega de premios del mundo del espectáculo más vista en los EEUU, por delante de los Grammy, Globos de Oro y Emmys. «Parasite» arrasó con cuatro galardones -mejor película, mejor película internacional, mejor dirección y mejor guión original-, y en segundo lugar quedó «1917», con tres galardones.