Óscar Nájera de nuevo bajo la mira de EEUU; «no me quita el sueño», responde

1514
Nájera
El diputado nacionalista negó las acusaciones y aseguró que todo es una trama. "La verdad saldrá pronto", dijo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El gobierno de los Estados Unidos volvió a señalar al diputado hondureño, Óscar Nájera, de participar en una «corrupción significativa».

El anuncio lo realizó el Secretario de los Estados Unidos, Mike Pompeo, en su cuenta oficial de Twitter. Esta vez, junto a Najera, se mencionó al hijo del parlamentario.

«Hoy, @StateDept designa al congresista hondureño Oscar Nájera y a su hijo debido a la participación de Nájera en una corrupción significativa. Estados Unidos apoya #Honduras en su lucha contra la corrupción», tuiteó esta mañana el Secretario a eso de las 8:00 de la mañana. 

Nájera
Este fue el tuit de Mike Pompeo en el que señala a Nájera de participar en actos de corrupción.

Lea también: Óscar Nájera: “Hay que hacer más ricos a los ricos para que haya menos pobres”

Pompeo “es un farsante”, dice Nájera 

Por otra parte, el legislador nacionalista reaccionó ante los señalamientos del gobierno estadounidense y tildó de farsante al Secretario de Estado norteamericano.

«Ese es un farsante (Mike Pompeo). No tengo hijos varones. Nunca he sido funcionario público, he sido diputado. Me someto a la justicia divina y a la terrenal, soy un hombre limpio. He andado promoviendo las inversiones, servicial al pueblo, nadie me ha visto en negocios contra la moral», aseveró el congresista.

A su vez, declaró que las acusaciones que circulan en su contra son un trama que lo tienen sin cuidado.

«Siempre he andado por la línea recta. Aquí estoy tranquilo. No me interesa una mentira que quieran convertirla en verdad. Eso afecta a mi familia, pero eso no me quita el sueño», dijo.

La intervención de Nájera en el programa Frente a Frente de Renato Álvarez, culminó cuando él subrayó que «la verdad resplandece y la mentira tiene patas cortas. Políticamente me han dicho varios que me venía una tormenta. Que se venga lo que se venga, lo único que pido es que me agarren de frente, no de espaldas».