Orlando: La increíble historia de la joven que grabó la masacre

Amanda Alvear, quien transmitió por Snapchat cuando Omar Mateen irrumpió, perdió 80 kilos en su lucha contra la obesidad

617
Orlando: La increíble historia de Amanda Alvear, de 25 años.

EE.UU.- Una de las víctimas de la masacre en Orlando registró en video el momento en el que inicia el tiroteo que dejó 50 personas fallecidas, incluido el atacante, la madrugada del domingo en la discoteca gay Pulse. Las imágenes de la tragedia están en la plataforma de Alphabet Inc. YouTube.

Amanda perdió 80 kilos luego de una cirugía de bypass gástrico. Luego de la operación y tras someterse a un riguroso programa de ejercicios, la joven pudo vencer a la obesidad. Por ello le gustaba tomarse selfies, contaron sus familiares al diario Orlando Sentinel.

«¿Puedes decirme que me veo bien? Yo puedo decirte que me veo mucho mejor», bromeaba con su hermano en redes sociales.

Ella solía avisarles a sus padres cada vez que salía, pero el domingo eso no sucedió. Una gran cantidad de amigos y familiares llegaron hasta la casa de su hermano para saber de ella. Luego se enterarían que ella grabó el tiroteo.

Amanda Alvear, de 25 años, transmitía por Snapchat cómo se celebraba una fiesta latina desde el interior del local en Orlando cuando el atacante Omar Saddiqui Mateen irrumpió disparando su rifle AR-15.

Orlando: el video

Orlando: La increíble historia de Amanda Alvear, de 25 años,  que grabó la masacre
Orlando: La increíble historia de Amanda Alvear, de 25 años, que grabó la masacre

Tras el fatídico incidente, un amigo de Alvear que se enteró de lo sucedido publicó en su cuenta de Facebook el último video que la joven había grabado en su red social.

El amigo de Alvear no obtuvo comunicación con la joven y más tarde las autoridades de Orlando confirmaron que se encontraba entre las 49 víctimas.

Noticia vinculada: Hondureño que sobrevivió en Orlando: “Pensé que era el final del mundo”

En el material audiovisual registrado en YouTube, Amanda Alvear detuvo la transmisión cuando se empezaron a escuchar los disparos. Entre las últimas palabras que pronunció se puede oír que dice «shooting» (tiroteo).

La masacre de Orlando, reivindicada por el Estado Islámico, ha sido catalogada como la mayor matanza de los tiempos modernos en Estados Unidos. Las autoridades continúan identificando a las víctimas y de los 53 heridos, algunos se encuentran en estado crítico.