Opinión de Marie Kondo y la INVISIBILIZADA doble jornada laboral

291

También hizo notar que esa doble jornada recae principal y mayoritariamente en las mujeres, lo que constituye una forma de discriminación.
Sigamos pues, disfrutando de Marie Kondo, concluyendo, que no puede hablarse de felicidad, sin el reconocimiento y la práctica de la igualdad. Por último, un paréntesis, en caso de que alguien se interese en adentrarse en la cultura japonesa, sugerimos leer las obras de Amélie Nothomb, una escritora belga que autobiográficamente la analiza, desde una perspectiva feminista, quien conoció muy bien Japón, por haber nacido y vivido en ese país.

En fin, felicitamos a Marie Kondo por la utilidad de sus consejos para acomodar nuestros hogares, sin obviar que hace falta además, “re-acomodar” el “orden familiar” e incluirnos todos por igual. Buena idea, empezar por casa.
DESCIFRANDO DERECHOS.
CONCORDIA. Consultoría en Derechos Humanos
@DH_Concordia