18.8 C
Honduras
martes, octubre 26, 2021

Opinión de Larissa Barahona: ¿Por qué eres mi líder?

Larissa Barahona, abogada.
Larissa Barahona, abogada.

Para los hondureños que estamos completamente desencantados, desmotivados, desilusionados y a veces desesperanzados, cada día pesa más o simplemente no le encontramos el sentido a todo. A veces haces las cosas por inercia, por obligación, pero no se trata de agradarle a alguien o agradarte a ti: se trata de hacer lo correcto, como saber a quién seguir, a qué líder escoger, pues todos son seres tan imperfectos y llenos de defectos.

Ese es el sentir de muchos hondureños, pero también están los convencidos, una parte de esos cinco millones de electores que, a sabiendas del número elegido en la papeleta, seguirán votando por su líder, por su candidato, por su partido, para nutrir ese porcentaje de votos seguros que tienen los tres partidos fuertes, tradicionales, es casi segura la cuota de poder por lo que el lugar poco importa para esos institutos políticos.

Para este contienda general habrá 15 presidenciables (en una población que apenas supera los 9 millones de habitantes), algunos quisiéramos verlos en un debate y que bien pudieran exponer su plan de gobierno, quiénes los acompañan y por qué, sería fundamental no solo analizar la hoja de vida de cada uno de ellos, sino que también de sus planillas de diputados, porque al final también ocupamos un Congreso Nacional que verdaderamente responda a favor de la mayoría, que tristemente está en abandono y en calamidad doméstica.

Curiosamente, el Partido Nacional vuelve a sorprendernos con su posición en la última casilla o mejor diríamos: no nos sorprende ni nos extraña, tampoco nos sorprendería que estén listos los votos rurales que extrañamente hacen la diferencia solo ahora que ellos están en el poder.

Lea también – Opinión de Larissa Barahona: La privatización de la salud

Pero por qué los hondureños seguimos a nuestros líderes, qué vemos en ellos, cuál es la pauta o cómo determinamos como ciudadanos tomar la decisión y elegir a un determinado candidato y su gabinete para que tomen las riendas de nuestras vidas, quienes determinan el costo de la canasta básica, la energía eléctrica, quienes dirigen la salud y la educación, y los planes que nunca ejecutan.

Hasta ahora, solo un candidato ha presentado su plan de gobierno, en donde ofrece oportunidades para todos: Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo. Y es de conocimiento público que es el Partido Liberal quien, aparte de ser un partido que generalmente se ha aproximado al pueblo hondureño, también es el único que hasta ahora da luces de cambio en el bolsillo del hondureño y no necesariamente promoviendo falacias como las abyectas Zedes ni dando bolsas solidarias ni 50 lempiras por voto.

Pero como elegir a un candidato que fue condenado en Estados Unidos y aun habiendo pagado la pena sigue siendo condenado por la sociedad, que a la vez cierto sector de esta sociedad en su afán de darle un cambio radical pregona ser lado correcto, sin embargo, en sus filas lleva como candidato a diputado al hermano del señor que este lunes casualmente fue capturado por extraditable nada menos que por narcotráfico y no digamos al otro que votó a favor de las Zedes y en contra del pueblo. Me preguntó, ¿será que toda Honduras está contaminada de este cáncer, algo parecido como el actual presidente de Honduras?

Los hondureños tenemos el poder de cambiar el destino de nuestro país, aún en las condiciones actuales pues iremos a una contienda electoral que es manejada por el mismo sistema que ha gobernado siempre desde que Honduras volvió a la democracia, pero que sin duda alguna fue marcada con el golpe de Estado en el 2009.

Podría interesarle – Opinión de Larissa Barahona: La ponga

La proliferación de partidos políticos nos llama a la reflexión, si son partidos reales o fueron creados más para servilismo a favor del gobierno actual, lo cual no nos extrañaría, así como también las candidaturas independientes, algunas que han despertado esperanza en un sector de la población.

Son 15 presidenciables, dos mujeres que representan nuestro género, valientes, especialmente doña Xiomara que goza de nuestro respeto, porque ha demostrado sin duda alguna ser una verdadera lideresa, quien a pesar de sufrir violencia política tiene gallardía y temple.

Todo lo anterior nos demuestra que la oposición siguió al pie de la letra o cayó en la estrategia de JJ Rendón, pues no hubo una alianza fortalecida como para luchar en más o menos condiciones similares a las del partido de gobierno, que si bien es cierto domina las instituciones del Estado y el poder económico, también es un partido desgastado y denominado por la Corte Sur de NY como una estructura criminal.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido