Opinión de Israel Romero Puerto: Unión Aduanera y Adopciones

293

Por: Dr. Israel Romero Puerto, Juris Doctor (Jurista Internacional), PhD. -En estos días hay dos tema interesantes en la vida de los hondureños. Una tiende a resolver problemas en el aspecto económico-comercial de la región, y el otro está creando confusión en la ciudadanía, especialmente en la comunidad LGTI. Analicemos.

Una unión aduanera de los países de Centroamérica solo puede treaer beneficios a los involucrados. Hasta hoy, El Salvador, Guatemala y Honduras tienen un acuerdo que podría extenderse para involucrar a Belice, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Los países del Istmo CA tienen una economía frágil, que históricamente ha dependido de las fluctuaciones del Dólar Americano. Con las medidas adoptadas por la Administración Trump, estos países tienen que buscar otros derroteros en Europa, Asia, Medio Este, Africa y Oceanía.

Canadá sigue siendo un socio importante, especialmente en productos agrícolas y ganaderos, ya que debido a su clima gélido, esos dos rubros son limitados a dos o tres meses del año, con altos costos de producción. Honduras debería promover un tratado bilateral con Canadá. Si los otros países se unen son bienvenidos.

En este propósito, la economía del área se vería fortalecida, y la industria podría crecer, expandiéndose la venta de sus productos al resto del mundo. Es un error concentrarse en un solo socio. Los países de clima frío son excelentes para exportarles café, cacao y sus deivados.

ADOPCIONES. La Ley de Adopciones de Honduras está provocando protestas a un lado y otro del pasillo. Algunos legisladores se pronuncian en contra de ciertos artículos de esa ley, y la comunidad LGBTI se pronuncia en contra del Artículo 22.

Ese precepto, en su numeral 4, párrafo 3 regula, “Se prohíbe dar en adopción a niños y niñas a matrimonios o uniones de hecho conformados por personas del mismo sexo”. Los homosexuales denuncian que esa legislación es saña en su contra. Algún legislador(a) dice que ese artículo es “albarda sobre aparejo”.

Hay algunas leyes que deben citarse para analizar la totalidad de circunstancias. La Constitución reconoce y aplica los derechos de extranjeros en Honduras, igual que a los hondureños. Pero la Ley de Adopción y el Artículo 112 de la Constitución desconocen “matrimonios homosexuales o uniones de hecho” provenientes de países o Estados donde es legal.

El Artículo 60 de la Constitución, párrafo 2 establece que, “Se declara punible toda discriminación por motivo de sexo, raza, clase y cualquier otra lesiva a la dignidad humana”. El Art. 112, pár. 4 textual, “Se prohíbe el matrinonio y la unión de hecho entre personas del mismo sexo”.

Usted puede argumentar contradicción en esas leyes. Pero el consejo sano es que si la comunidad LGBTI quiere que se les reconozca el derecho a adoptar “como pareja” tienen que conseguir la aprobación de una Ley de Matimonio Homosexual. Ya tienen el ejemplo de Costa Rica.

Según todas las leyes hondureñas los homosexuales si pueden adoptar como individuos. No hay nada que se los prohíba.

En vez de perder tiempo y esfuerzo en manifestaciones públicas en las calles, los LGBTI deberían unir esfuerzos para promover esa legislación. Otros países la tienen, incluyendo México, país que se jacta de ser “muy macho” y algunos estados de Estados Unidos también tienen esa ley.

A los LGBTI les decimos que están equivocando el camino. Se empieza por promover una ley para algo que se quiera conseguir. Si al final no se consigue nada, se busca ayuda internacional. Si no funciona, el último recurso es la protesta callejera que, en Honduras, los que protestan en las calles solo consiguen “garrote” o que los maten, igual que en Nicaragua y Venezuela.

Con relación a la Unión Aduanera, los felicitamos porque hace mas fluido el comercio entre estos países. Instamos a los demás países del área a sumarse al esfuerzo para beneficio de sus pueblos.

(El Dr. Romero es independiente investigador científico en periodismo y escritor – israel09r@yahoo.com)