29 C
San Pedro Sula
martes, junio 6, 2023

Opinión de Carlos Alvarenga: Decepcionante gobierno

Debes leer

Carlos Alvarenga, abogado.
Carlos Alvarenga, abogado.

Realmente LIBRE es un desmadre. Incluso hace añorar, aunque sea solo un poquito y de forma pasajera, con el autoritarismo del ahora extraditado Juan Orlando Hernández Alvarado.

Me indigna que pasaron 12 años luchando por volver al poder y ahora que están sentados en Casa Presidencial, dan a entender que no tenían ni idea de lo que harían; de cómo gobernar a Honduras y que lo único que los motivaba era la venganza, el odio, el resentimiento.

Ha surgido a la luz voces de los disidentes, y ahora expulsados del partido por aquel patético espectáculo de las dos juntas directivas, y han soltado la sopa de que el deprimente y frustrado intento fue motivado por el líder supremo del partido; que él los lanzó a la insurrección ridícula y mal armada, a la que, tristemente los acompañaron los diputados del Partido Liberal, y que de forma astuta y sagaz, los apoyó el Partido Nacional, y digo esto porque los azules siguen siendo fuertes en votación y diputación, pero los rojiblanco van en caída libre…y no aprenden.

Después de que se resolviera ese problema poniendo cinta tapagoteras en el casco del barco que se hunde poco a poco, LIBRE no ha dejado de aterrorizarnos, una y otra vez, con acciones y decisiones que, todo lo contrario de ir sentando las bases para la nación que quiere refundar, van hundiendo más a esta pobre y desvencijada nación.

Lea también – Opinión de Carlos Alvarenga: 100 días de la presidenta Xiomara

Pero todo se veía venir con una candidata que, aunque me merece todo mi respeto, era impuesta, y que el que en verdad gobernaría sería el defenestrado expresidente para imponer su voluntad repleta de odio y de revanchismo.

Se llenaron la boca con propuestas electoreras que buscaban exaltar el nacionalismo de los compatriotas, los deseos de una justicia siempre tan esquiva, y de acusaciones a corruptos que serían enjuiciados bajo el nuevo gobierno.

Nos referimos a la Ley de Empleo por Hora, las ZEDES y los fideicomisos.

Las bondades de una ley que contrata a personas en casos especiales en las cuales la empresa no necesita trabajadores a tiempo completo, era una magnifica herramienta, muy actual, de Derecho Laboral, que además tenía incluida la política de reducir el desempleo, cosa buena, y la otra de no recargar más los hombros de los que se atreven a ser emprendedores y mantener viva una empresa. Lo que había que hacer era supervisar a todas aquellas empresas que bajo ese régimen estaban cometiendo injusticias, y abrirse a las denuncias para que señalaran a los que utilizaban esa Ley.

Con las ZEDES, sin duda a los nacionalistas se les pasó la mano, y constituyeron monstruosos adefesios jurídicos en los que les daban una autonomía insultante a las ZEDES, todo con el fin de que, luego de su gobierno, se instalaran allí huyendo de la persecución por sus delitos, pero los de LIBRE, en su calenturienta venganza, le dieron vuelta por completo, sin ponerse a meditar que esas zonas son importantísimas para atraer la inversión extranjera, abrir gran cantidad de fuentes de trabajo, que la gente tenga dinero en su bolsillo y lo haga circular.

Con respecto a los fideicomisos, no se trata de meterle machete de raíz, pues es una institución de Derecho Financiero, excelente para que aquellos que saben cómo hacer que el dinero produzca más dinero, lo hagan en beneficio del cliente, en este caso, el país. También alejan el dinero de las manos incompetentes de burócratas y políticos muertos de hambre. Los fideicomisos son instituciones antiguas mediante las cuales se pone en manos de expertos la administración de fondos y de toda la organización que implique ello, con el objetivo que cobre su comisión por el trabajo, pero que el dinero producido vaya a las arcas del Estado. Darle matacán de un solo tajo, es igualmente señala de puro revanchismo. Hay que estudiar caso por caso y ver si no se cometió fraude de ley, por ejemplo, que dentro de los beneficiados por el fideicomiso haya sociedades de maletín en los cuales haya testaferros de funcionarios del gobierno anterior. En esos casos sí hay que proceder.

Si todo ello fuera poco, LIBRE, en vez de legislar para el pueblo, por ejemplo, una condonación de deuda a pequeños agricultores, lo primero que hace es decretar una amnistía a delincuentes que fueron procesados por delitos contra el dinero público, ni siquiera eran perseguidos políticos. Por cierto, esto de la amnistía no fue ni siquiera mencionado en su campaña política. Era parte de su agenda oculta.

Sumado a este triste show legislativo, hemos tenido que sufrir las tomas de carreteras por la incapacidad de los gobernantes actuales de intervenir prontamente en los conflictos que las originan y tomar el papel de mediadores. De hecho, los ganaderos están nuevamente cerrando la carretera a Olancho, pues el acuerdo –que tardó tanto en darse- ha quedado a un lado.

Pero no solo esas tomas, también sus colectivos rojos, que parecen más a los comandos que utilizaban Hitler y Mussolini, en franco vandalismo, han llegado a oficinas públicas a insultar, golpear y tomarse las instalaciones, muchas de ellas por la exigencia de chambas, de plazas de trabajo.

Un desorden total, sin que las autoridades del partido digan esta boca es mía. Su silencio cómplice demuestra que todo este relajo es parte de un plan orquestado para crear caos, zozobra y después empezar a insultar al gobierno anterior, al sistema, al empresario, al imperio y llamar a la Constituyente, así como lo hizo Mel en su primer período presidencial. Es parte del manual del chavismo.

Además – Opinión de Carlos Alvarenga: Consideraciones sobre la alianza

Bueno, si hasta cuando las mujeres diputadas han sido maltratadas nadie del partido dice nada, y la presidenta, que por ser mujer debería ser la primera en alzar la voz en su defensa, brilla por su ausencia. Es nefasto que permitan que un tipo tan malcriado que hace periodismo de alcantarilla, siga siendo su ministro de Comunicaciones.

No hay medicinas, la delincuencia está en aumento, no se sabe cuál es el plan para levantar la economía, ahora están cayendo encima a las reservas internacionales…no puede ser más angustiosa la realidad del país bajo el gobierno de LIBRE.

Prometieron ser diferentes, y quizá lo sean: son desordenados, vengativos y andan extraviados.

Finalmente, no han iniciado acciones contra los funcionarios de confianza que fueron indemnizados con millonarias cantidades en concepto de prestaciones, y tampoco han dicho nada sobre la reelección, ni tampoco han iniciado acciones contra todos los que pisotearon la Constitución promoviendo, apoyando y votando por el continuismo. Ni han modificado o derogado los decretos correspondientes. ¿Saben por qué? Porque son iguales o peores que aquellos, y porque a Mel y sus funcionarios esas cosas les convienen, no las van a derogar, ya les vieron el lado bueno para sus propios intereses.

No hay nada que a uno lo pueda hacer creer que las cosas van a cambiar, que van a ser mejores y el país podrá, al fin, enderezar el rumbo. Nada.

Por lo tanto, no queda de otra que, antes que sea muy tarde, que el pueblo haga lo que siempre sugerí para que el Partido Nacional se fuera del poder: organizarse desde ya, cada aldea, barrio, colonia, en todas partes, para crear nuevas entidades políticas que destierren el bipartidismo que tanto daño ha hecho, y que, por medio de las elecciones, los de LIBRE no vuelvan a ganar.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido