Una Avalancha para frenar a la MS en Honduras

Con dos fuertes golpes, la Policía y Fiscalía de Honduras ha desmantelado millonarios negocios de maras, creados con dinero de extorsiones y venta de drogas

759
Operaciòn Avalancha en Honduras
Operaciòn Avalancha en Honduras

REDACCIÓN. “Nos dimos cuenta de que la MS tiene una estructura organizativa muy fuerte.

Que hay mucho funcionario involucrado con ellos, que querían fortalecer cada día la empresa criminal y que están buscando el favoritismo político”.

Así resume el director de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) de Honduras, Ricardo Castro.

Las razones por las que este año se decidieron a dar un golpe a las finanzas de la Mara Salvatrucha (MS), a través de la Operación Avalancha.

Esta ha sido considerada por las autoridades “la nueva estrategia” para combatir a las maras en el Triángulo Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala).

Su objetivo es la persecución de delitos y el embargo a la mara de bienes obtenidos ilícitamente.

La primera fase de la Operación Avalancha fue el 23 de febrero y la segunda el 17 de octubre.

Los operativos permitieron confiscar a la MS entre 25 y 30 millones de dólares.

Operación Avalancha en Honduras
Operación Avalancha en Honduras

Honduras investiga sobre furgones salvadoreños y cabecillas de la MS

También arrestaron a más de 20 pandilleros (entre ellos varios cabecillas); al alcalde de Talanga, Jorge Neftalí Romero, y tres exagentes de la Policía.

A todos les decomisaron inmuebles, vehículos y otras pertenencias.

Tomando en cuenta que países del Triángulo Norte han estado incluidos entre los más violentos del mundo.

Y que tienen a las maras como enemigo común, en agosto acordaron crear la Estrategia del Triángulo Norte Contra Pandillas.

Uno de sus objetivos es poner a disposición de las autoridades de las tres naciones una base de datos con información confidencial sobre las pandillas.

Y detalles de los operativos para contener los ataque de estos grupos.

La operación se realiza apenas un día después que se hizo la presentación de la Misión de Apoyo al Combate de la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

Promovida por la Organización de Estados Americanos (OEA) y el gobierno hondureño.

Autoridades sometiendo a la MS
Autoridades sometiendo a la MS

Una operación de seguridad en desarrollo contra la Mara Salvatrucha en Honduras, ha develado evidencia que indica que la pandilla callejera se está sofisticando.

La «Operación Avalancha», ha llevado al descubrimiento y decomiso de cantidades de químicos precursores de a la MS13.

Según Ricardo Castro, director de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) de Honduras.

Estos químicos son importados de Colombia, procesados para convertirlos en drogas, reempacados y exportados de nuevo a Colombia.

Nota relacionada: Avalancha II golpea finanzas de la MS, aseguran más de L. 50 millones

Avalancha

Castro indicó que la MS13 obtiene una tajada importante de su riqueza de esta actividad criminal.

E invierte el dinero ilícito en bienes, como propiedad raíz, vehículos, químicos y empresas transportadoras, entre otros.

Además, Castro advirtió nexos estrechos entre las contrapartes de la MS13 en Honduras y El Salvador.

Las autoridades hondureñas también han acusado a cuatro alcaldes por asociación para delinquir con la MS13.

Investigaciones preliminares indican que la MS13 financió las campañas electorales de los alcaldes.

Quienes a cambio facilitaron las operaciones de la MS13 en su municipio.

Los hallazgos de la Operación Avalancha respaldan las aseveraciones de la sofisticación creciente de la MS13.

Y su estructuración como organización criminal transnacional.

Esas afirmaciones fueron defendidas firmemente por Douglas Farah en un artículo reciente, publicado en Foreign Policy.

La estructura transfronteriza de la MS13 parece funcionar como una franquicia.

En la que cada grupo geográfico, o «clica», mantiene una autonomía importante a la vez que mantiene lazos y comparte metas y modus operandi.

Avalancha en Honduras.
Avalancha en Honduras.

La MS13 está unida de manera incontrovertible con la pandilla Barrio 18, que también tiene presencia en Honduras y El Salvador.

Sin embargo, sus lazos transfronterizos parecen trascender esto.

Investigaciones recientes indican que algunos cabecillas de la MS13 han establecido operadores satélites en Honduras.

MS en Honduras

O usan el país como sede de operaciones en su intento de dirigir operaciones en el tráfico internacional de drogas.

En otra ilustración de la naturaleza porosa de las divisiones territoriales de las pandillas.

También se presentaron informes en 2015 de pandilleros de la MS13 que huían de las duras políticas antipandillas en El Salvador y se establecían en Honduras.

Este fenómeno, que se conoce como el «efecto cucaracha».