Omofagia: ¿es seguro para la salud comer carnes crudas?

345
omofagia
Recomiendan no comer carnes crudas.

REDACCIÓN. La omofagia es una práctica que consiste en consumir carne cruda. No obstante, esto podría resultar peligroso para la salud. Por este motivo, en el presente artículo analizaremos las consecuencias y la seguridad de poner en marcha un hábito como este.

Esta conducta dietética se pone en práctica en la gastronomía italiana y en la japonesa, sobre todo, y poco a poco se está extendiendo hacia otros países y culturas. Quizás el plato más representativo de dicha corriente sea el carpaccio, que no es más que carne cruda cortada muy fina y aderezada. Sin embargo, en la actualidad ya son muchos los establecimientos que ofrecen de carne entre sus opciones.

Los riesgos de la omofagia

El consumo de carne cruda no está exento de riesgos. La carne resulta un alimento muy nutritivo, con un alto contenido en proteínas y en micronutrientes. Sin embargo, puede contener bacterias y toxinas.

La mayor parte de los microorganismos que aparecen en los productos cárnicos son sensibles a las altas temperaturas. El cocinado los extingue del alimento. De acuerdo con una investigación publicada en la revista International Journal of Food Microbiology, la cocción es un método eficaz para inactivar bacterias y esporas.

Por este motivo, someter un alimento a altas temperaturas suele ser suficiente para eliminar el riesgo microbiológico. No obstante, si optamos por consumir el producto crudo, estamos asumiendo la probabilidad de contaminarnos si el manipulado o la conservación no se efectúan correctamente.

La importancia de los ácidos

Si se va a practicar la omofagia, resulta crucial añadir ciertos ácidos a la carne con el objetivo de inactivar las bacterias que pueden vivir en su exterior. De este modo, las preparaciones culinarias que contienen carne cruda entre sus ingredientes suelen incluir jugo de limón, para someter al alimento a una especie de cocinado.

Otra opción es tratar la carne con nitritos para evitar el riesgo microbiológico, tal y como afirma un estudio publicado en Bioresource Technology. Sin embargo, esta práctica puede no resultar beneficiosa para la salud, ya que la ingesta de nitritos dietéticos parece asociarse con un incremento de la incidencia de ciertas enfermedades, como la diabetes y el alzhéimer.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiemp