Omoa y Tela ponen sus esperanzas en el Feriado Morazánico

529
Foto en Omoa tomada de Facebook: Rubén Fco Alvarado.

Honduras. El Feriado Morazánico es la esperanza para que el sector turístico reactive su economía, y para eso se están preparando en Omoa y Tela.

Sin embargo, se contactó a la subdirectora de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh), Gissel Santos, para conocer si otros destinos estaban listos para esa fecha.

Ante eso, ella respondió que por ahora no se están «enfocado en acciones puntuales de alivio al sector y en el plan de reactivación». Por lo que no podría mencionar a otros municipios que estén ya preparándose para la Semana Morazánica.

Sin embargo, los pobladores de Omoa y Tela que se dedican a ese rubro, siguen alimentando las esperanzas de recuperarse en ese tiempo de vacaciones.

Es claro que no se conoce como seguirá el conteo de la pandemia del covid-19, pero hay que avanzar y ellos se ponen metas.

Estos dos municipios, altamente dependientes del turismo, comenzaron la reactivación la semana anterior con el 40% de la fuerza laboral. Pero el otro 20% de empleados se podrá unir. Es por eso que se podrá completar hasta el 30 de julio.

Dentro de esta reactivación, algunos restaurantes abrieron y comenzaron ofreciendo el servicio “para llevar”. Mientras los hoteles siguen con las puertas cerradas y acumulando pérdidas que ponen en precario su existencia.

La crisis ha golpeado a 250 negocios

Por ende, más de 250 negocios turísticos entre Omoa y Tela es la cantidad afectada por la crisis. Ellos perdieron dinero que invirtieron en el primer trimestre, como lo hacen todos los años, más de 60 negocios de comida (entre cafeterías y restaurantes) y unos 30 hoteles de Omoa.

“Yo, por ejemplo, había invertido entre L 300,000 a L 400,00 en mariscos y no pude vender por el toque de queda. Una parte tuve que donarla a los empleados porque también ellos resultados afectados».

Los negocios que compraron mariscos tuvieron que venderlo al costo, regresaron una parte a los proveedores y les regalaron a los empleados”, dijo Rosa Brocato, presidenta del capítulo local de la Canaturh.

Después de tres meses de encierro, los negocios “están en cero”, muchos “no han abierto porque no tienen dinero” y todos “están esperando que los bancos, con dinero del Gobierno, conceda créditos blandos, con bajas tasas de interés y con período de gracia”, dijo Brocato.

En el caso de Omoa, es un municipio que es visitado por turistas de Guatemala. De tal forma que se reconoce a los pequeños empresarios del turismo, quienes ofrecen unos 5,000 empleos entre permanentes y temporales.

Interés: Cohep: “Proceso de reapertura se ha pensado muy bien”