¿Olvidas todo después de una borrachera? Conoce la razón

506
borrachera
El exceso de alcohol en el organismo no permite almacenar en el cerebro lo que sucede durante su estado de ebriedad.

REDACCIÓN. No importa si fuiste tú o un conocido, los ebrios no recuerda prácticamente nada de lo que hicieron durante su estado de borrachera, por más increíble que haya sido el acontecimiento. Ahora podrás conocer por qué ocurre esto.

En principio, los ebrios no olvidan. Realmente lo que pasa es que el exceso de alcohol en su organismo no les permite almacenar en el cerebro lo que sucede durante su estado de ebriedad.

Para dilucidar lo anterior, la Sociedad de Investigación sobre el Alcoholismo, se dedicó a investigar sobre el tema de la pérdida de conocimiento y el estado de ebriedad. Para ello, dicha sociedad analizó 26 estudios que se relacionan a ese tema.

Con eso, los investigadores llegaron a la conclusión de que las personas en su borrachera, pierden momentáneamente la capacidad de guardar recuerdos en su cerebro. Esa es la razón por la que no logran saber lo que hicieron mientras estaban ebrios.

Esta imposibilidad de recordar es debido a que el alcohol afecta una parte del cerebro llamada hipocampo. Ahí es donde se hallan las neuronas responsables de almacenar los recuerdos, que al impactarlas el alcohol, pierden esta capacidad durante un periodo de tiempo.

De ese modo, el alcohol interfiere con los receptores en el hipocampo encargados de transmitir el glumato, un compuesto que se encarga de enviar información entre las neuronas.

Lea también: ¿Hombres piensan en sexo todo el tiempo? Descubre que dice la ciencia

Personas que beben para olvidar realmente no lo hacen

En palabras más simples, las neuronas tienen dificultades para comunicarse entre sí, lo que a la larga termina afectando nuestra Potenciación a Largo Plazo un proceso básico para que el cerebro pueda aprender y retener recuerdos.

En ese sentido, los resultados demuestran que aquellas personas que dicen “beber para olvidar”, realmente solo lograrán no recoger los recuerdos mientras estén ebrios, pues habrían tenido que emborracharse cuando hicieron lo que ahora desean olvidar.

Lo peligroso de esto, es que en caso de haber una lesión física, la persona no lo recordaría y seguramente se enteraría únicamente por el dolor –o que alguien le cuente. Por esa razón no acudirían a un médico y en caso de hacerlo, el no poder explicar cómo se lesionó lo que dificultaría el diagnóstico.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn