Olban Valladares: No hay inversión extranjera por inseguridad jurídica

315
Olban Valladares
El analista cree que se debe escuchar más a los economistas para no quedar en situaciones como la actual.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La inversión en Honduras no está llegando o se está yendo por la inseguridad jurídica que impera en el país, remarcó el analista Olban Valladares esta mañana.

En ese sentido, manifestó que «aquí se cree que las grandes empresas se marchan por la seguridad ciudadana, el asalto en la calle y no, la gran empresa no se va por eso, ellos se van por la inseguridad jurídica, porque no encuentra un respaldo, una garantía en los tribunales. Ellos esperan que nuestros impartidores de justicia sean efectivos y justos».

Asimismo, Valladares argumentó que debido a la necesidad de los actuales políticos de «salvar su pellejo», están tomando decisiones que solo terminan en la afectación de todos los hondureños.

Del mismo modo, explicó que la macroeconomía no se ve afectada porque esos son los números que presentan ante la comunidad internacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«En los gobiernos escasean los economistas, no hay visión de futuro ni visión de presente. Precisamente en la situación en la que estamos, desestabiliza todo», agregó.

Lea también: Wilfredo Cerrato sobre Unilever: Desconozco motivos; producción ha aumentado 1.6%

Inseguridad jurídica: principal problema para inversión en Honduras 

El analista detalló que las grandes empresas, industrias y maquilas, no se preocupan por las condiciones de inseguridad en las calles. Más bien, subrayó, a estas compañías que generan empleos en Honduras les preocupa la inseguridad jurídica que existe actualmente en el país.

«Son los obreros los que tienen que velar por su seguridad porque, por lo general, ellos viven en las periferias de las grandes ciudades, donde está la delincuencia común», puntualizó.

Además, añadió que: «los que a los grandes empresarios les preocupa es la inseguridad jurídica, cómo es que los tribunales pueden respaldarlos en un caso en el que ellos se ven manos arriba, contra la pared; y eso es lo que no está faltando enormemente en el país. Aquí los casos se arrastran se caminan en cámara lenta y eso no es bueno para atraer inversión al país», acuñó.

Dos casos puntuales 

No obstante, Valladares también hizo énfasis en dos casos que están en vilo desde hace varios años. «Hay dos casos emblemáticos que tenemos que ponerles mucha atención los hondureños para hacer las reclamaciones adecuadas».

«Tenemos una inversión enorme en Agua Zarca, independientemente del respeto que yo guardo por el caso de doña Bertha Cáceres, porque me parece que las autoridades se han retrasado en lo que es materia de investigación. Tantos años y todavía no se ha podido definir si algunas de las personas detenidas son efectivamente autores materiales de ese evento tan nefasto», criticó.

También apuntó sobre el caso del proyecto Petacón en el municipio de Reitoca, departamento de Francisco Morazán. Mismo que ha generado mucha polémica en su entorno.

«Fue una inversión de capital italiano y este ha sido asaltado por un grupo de personas  que se dicen ambientalistas y que también son inversionistas, pero no se ha probado y que ya tiene más de 20 meses», mencionó.

Finalmente, ante estos dos casos, Valladares analizó que «los inversionistas internacionales dicen ¿qué pasa con estas cosas? Estos no son problemas internos, son problemas internacionales porque estamos hablando de capital extranjero, si ellos ven esos dos ejemplos donde las autoridades no han actuado con eficiencia, entonces qué interés puedan tener de estar en Honduras», concluyó.