Olancho: alta incidencia de COVID es por mal manejo de cadáveres, dice doctora

350
manejo de cadáveres en Olancho
La profesional de la medicina sostuvo que acudieron a la región, y tuvieron acceso a la base de datos.

OLANCHO. La jefe del equipo forense del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), Roxana Díaz, determinó que la alta incidencia de COVID en el departamento más grande del país se debe al mal manejo de cadáveres.

La profesional de la medicina sostuvo que acudieron a la región, y tuvieron acceso a la base de datos, y ahí verificaron la información con la epidemióloga de esa zona. Asimismo, se trasladaron hacia los centros, donde habían casos de fallecidos. El conteo lo hicieron en los establecimientos públicos y privados.

La galena Díaz externó lo siguiente: «Nosotros estamos realizando este trabajo en dos etapas, la primera es la fase de reconocimiento de los casos, en la cual vamos a verificar cada una de estas muertes, visitando las familias de todas estas personas fallecidas».

«Al hablar nosotros con cada uno de estos familiares, trataríamos de realizarles pruebas rápidas, y que estas personas reciban atención médica rápida por parte de los equipos de atención; que también van a visitar la región», explicó acerca de la segunda etapa, que es la fase de acción.

Ella recordó a las autoridades acerca de lo importante que es el apoyo interinstitucional para el manejo de los cadáveres. «Esa es la falla que nosotros encontramos, que cuando se reporta un fallecimiento no hay una coordinación en cuanto al traslado del cadáver, el entierro; por lo tanto, al final esas son fallas que perjudican a la población», reflexionó la doctora.

Puede interesarle: Cifras del coronavirus| El misterio de la baja mortalidad por COVID en India

Manejo de los cadáveres

Según un informe de la Organización Panamericana de Salud (OPS), «cuando existen planes nacionales para el manejo de los cadáveres durante desastres, la función de las autoridades municipales estará definida en esos planes». Ellos recomiendan encarecidamente que, las autoridades municipales usen el plan nacional. También sugieren que, consulten con la entidad nacional encargada de desastres. Eso sería para obtener información y recursos locales.

La OPS concluye que, se debe mantener el respeto por los fallecidos y dolientes, porque todas las comunidades tienen sistemas de entierro y disposición de restos humanos. Para ellos, por eso es importante integrar estos sistemas en la planificación ante una pandemia.