Madrid, España.- El jugador portugués Cristiano Ronaldo fue condenado este martes a 23 meses de cárcel, una pena que no deberá cumplir.

Cristiano Ronaldo en los tribunales de Madrid.

Deberá pagar una pesada multa por cometer fraude fiscal mientras jugaba en el Real Madrid, así lo anunció el tribunal en Madrid a cargo del caso.

La Audiencia Provincial de Madrid sentenció al atacante, traspasado en julio pasado del Real Madrid a la Juventus; pero sustituyó esa pena por una multa de 365.000 euros.

Adicionalmente fue condenado a pagar una multa de 3,2 millones de euros. Pero la sentencia no detalló si dicha suma es parte de los 18,8 millones de euros que Ronaldo acordó en junio pasado; para pagar al fisco español para cerrar su expediente.

Contactado por la agencia AFP, el fisco declinó dar información sobre un particular.

Ante un despliegue mediático de periodistas y reporteros gráficos sin precedentes en la Audiencia Provincial de Madrid; el exjugador del Real Madrid llegó en una camioneta negra acompañado de su pareja, Georgina Rodríguez.

Un rostro sonriente

Cristiano Ronaldo junto a Georgina Rodríguez. (Foto: PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP)
Cristiano Ronaldo junto a Georgina Rodríguez.

Vestido de negro; con gafas de sol y sonriente, el futbolista ha firmado algún autógrafo. Además debió pasar entre los periodistas luego de que no le permitieran ingresar a la Audiencia de Madrid.

Entrar por el garaje como sucedió cuando declaró el 31 de julio de 2017 en el Jugado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón.

Ya en las instalaciones judiciales, el portugués ha permanecido en un cuarto junto a su pareja. Hasta que media hora después de su llegada, fue llamado a la Sala para que diera comienzo la vista oral.

Han sido apenas cinco minutos de juicio en los que el jugador se ha limitado a responder «sí»; cuando le han preguntado si admite los hechos de que le acusan y por los que acepta el acuerdo con la Fiscalía y Hacienda que evitará que ingrese en prisión.

Tras ello, ha permanecido unos minutos más en las dependencias judiciales hasta que a las 10.24 abandonó la Audiencia de Madrid de la mano de Georgina. Y más sonriente aun si cabe que cuando llegó.

«Ya está, ya está», ha respondido el jugador nada más salir por la puerta cuando ha sido preguntado sobre si ya había saldado cuentas con la justicia española.