Obispo estadounidense acompaña a familia hondureña en su intento de llegar a EEUU

417
Mark Joseph Seitz,
Mark Joseph Seitz,al frente de la familia de hondureños antes de llegar a la frontera.

REDACCIÓN. El obispo Mark Joseph Seitz, titular de la diócesis de El Paso, Texas, acompañó ayer jueves a una familia de migrantes hondureños que decidió cruzar de México a Estados Unidos para solicitar asilo.

La familia, dos adultos y dos niños, ingresó acompañada por Seitz a territorio estadounidense por el puente internacional Paso del Norte, Ciudad Juárez, Chihuahua.

Cabe señalar que la acción fue apoyada y promovida por la iglesia que dirige el obispo. El objetivo era demostrar a los migrantes que no están solos, aseguró el religioso a medios locales.

«Como líder cristiano en la frontera, frecuentemente me llaman para ser médico del alma. Aquí en la frontera de Estados Unidos y México podemos empezar a diagnosticar el alma de nuestro país», declaró.

Fuerte cuestionamiento

Seguidamente, Seitz dijo sentirse triste al mirar que los gobiernos miran a las familias de migrantes como una amenaza. Lamentó que se les trate «peor que animales».

De esto modo, cuestionó la falta de empatía, reprobando la indiferencia que tienen las personas hacia los migrantes. Pues «anteponen sus prejuicios», olvidando que «también tienen derechos», señaló.

Al mismo tiempo, declaró que «Hemos olvidado el mandamiento de amar, por tanto, también de Dios.  Pero aquí en la frontera Él toca a nuestra puerta para dar esperanza a esta familia».

Sacerdote también se solidarizó

Por otro lado, el director de la Casa del Migrante, el sacerdote mexicano Javier Calvillo, también acompañó a Seitz y a la familia de hondureños. Posteriormente, declaró a la agencia EFE que los migrantes carecen de apoyo del Gobierno mexicano.

“Yo creo que a lo mejor no les interesa el tema, porque en lugar de mirar resultados positivos, hay resultados de muerte, de muros, de injusticia y de persecución», puntualizó.

Detrás del obispo, de la familia hondureña y de los medios de comunicación, integrantes del Hope Border Institute, una organización que promueve la Doctrina Social Católica, sostienían las fotografías ampliadas de los niños migrantes que han fallecido en su intento de ingresar a Estados Unidos.