Nuevo tiroteo en Ohio: Al menos nueve muertos y 27 heridos

277
La policía rodea la zona de Dayton donde se registró el tiroteo.

Fin de semana trágico en Estados Unidos, con un segundo tiroteo masivo en solo 13 horas. Tuvo lugar pasada la una de la madrugada de este domingo en el centro de la localidad de Dayton, Ohio. El pistolero abrió fuego frente al bar Ned Peppers matando a al menos de nueve personas y provocando 27 heridos.

Uno de los heridos se encuentra en estado crítico y hay varios graves. La policía mató al autor, un varón de 24 años de edad, en menos de un minuto. Eso evitó muchas más víctimas.

Es el tercer tiroteo con más de cuatro fallecidos que se registra en una semana en EE UU, que superan en total la treintena de muertes y el doble de heridos. En lo que va de año, se contabilizaron 250 ataques con armas de fuego por todo el país.

Los motivos de este nuevo episodio se desconocen, pero se investiga si el autor pudo verse inspirado por la masacre en El Paso. El pasado fin de semana se produjo otro tiroteo en el festival gastronómico en Gilroy (California).

Los testigos afirman que el tirador llevaba un rifle y tenía el cuerpo protegido. Izack Johnson subió a las redes sociales un vídeo en el que se escuchan las ráfagas de disparos en la calle. El teniente coronel Matt Carper explicó en una primera comparecencia ante la prensa que “afortunadamente” contaban con muchos policías en las inmediaciones del bar. “El ataque duró poco”, comentó.

Testimonios

El autor murió en el acto por las heridas de bala producidas por la respuesta policial. La alcaldesa de Dayton, Nan Whaley, explicó después en rueda de prensa que el tirador fue «neutralizado en menos de 10 segundos” cuando intervinieron. El incidente tuvo lugar en el distrito histórico de la ciudad, donde hay cerca de una decena de bares. Los testigos comentaban que los fines de semana suele haber peleas.

En esta ocasión fue diferente. “Nunca tuve tanto miedo en mi vida”, comenta Daniel Williams, antiguo miembro de la banda The Devil Wears Prada. La alcaldesa sugirió que el ataque era premeditado, por las protecciones que llevaba el tirador, el tipo de arma y la abundante munición. “Es triste que la matanza número 250 de este año haya tenido lugar en nuestra ciudad”, lamentó, “los últimos seis meses fueron ya muy duros».

El distrito Oregón está considerado una de las zonas  más seguras de la localidad de Dayton. Es un área principalmente comercial, aunque hay residencias sobre los bares y restaurantes. Los locales suelen cerrarse a las dos de la madrugada. “No es el lugar donde esperas algo así”, comenta Nikita Papillon a la filial local de la NBC. Todos salieron en estampida cuando se escucharon los disparos.

Grupo supremacista blanco KKK

Dayton tiene 140.000 habitantes. El pasado mayo hubo una protesta en la ciudad del grupo supremacista blanco KKK y recientemente esta comunidad sufrió el azote de los tornados. El gobernador de Ohio, Mike Dewine, emitió una declaración en la que calificó el tiroteo de “atroz”, y elogió la “rápida respuesta” de la policía “al poner fin a esta tragedia”.

«Cientos de personas podrían haber muerto si la policía no hubiera intervenido tan rápido. Había miles de personas en la zona en una noche de sábado en verano», describió la alcaldesa. «La pregunta es por qué es la masacre número 250», concluyó al tiempo que reiteraba que este «acto sin sentido» refleja la situación que se vive por todo EE UU. «Puede pasar en cualquier lugar. Cuándo se va a decir que es suficiente».

Este incidente alimenta aún más el debate sobre las armas. “Claramente este es un problema que debe afrontarse”, comentó el congresista republicano Niraj Antani que representa a la ciudad al referirse a la violencia con armas, “es un problema local, estatal y nacional. Todos debemos trabajar juntos para dar con una solución”. La hija de también congresista Mike Turner se encontraba en la zona en el momento del tiroteo.

Octavo ataque

La violencia por armas de fuego arrasa la vida de 34.000 personas al año en EE UU. El de El Paso es el octavo ataque más letal desde que se empezaron a contabilizar los tiroteos masivos. El autor colgó un manifiesto en las redes sociales una veintena de minutos antes de ejecutar la matanza. La policía lo está investigando como un posible crimen de odio.