Nueve meses con COVID en Honduras: cifras en alza, déficit de pruebas y posible rebrote

400
nueve meses de COVID-19 en Honduras
Honduras cumple nueves meses desde el ingreso de la COVID-19 y autoridades avizoran un posible rebrote.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Hoy se cumplen nueve meses, desde que las autoridades confirmaron los dos primeros casos positivos a la COVID-19 en el país y al día de hoy, continúa creciendo la cifra de contagios y fallecimientos por el fatal virus del SARS-CoV-2.

Fue el pasado 11 de marzo de 2020, cuando divulgaron, que dos compatriotas que llegaron procedentes de España y Suiza eran portadores del virus.

“Desgraciadamente las cosas que iniciaron mal aún no se han restaurado”, lamentó el infectólogo Tito Alvarado, quien consideró que la dirección del control de la pandemia está desintegrado en el país.

Además, explicó que no existe unificación de criterio entre las autoridades gubernamentales que están al frente de la emergencia. Por lo que, urgió de un gabinete consultivo para tratar la pandemia; así, como se hizo con el nombramiento para la reconstrucción del país, tras Eta e Iota.

Lea también: Salud: Realmente, la COVID-19 puede llegar a casa en un regalo de Navidad

Falta de pruebas

A criterio de Alvarado, lo más grave de la emergencia que atraviesa Honduras, es que nunca se logró el nivel óptimo de aplicación de 3 mil pruebas de diagnóstico; al contrario, dijo que cada día se realizan menos pruebas, lo que no permite tener una verdadera visión de la emergencia sanitaria.

“Esas tres mil pruebas fueron ansiadas desde el principio, prácticamente ahora ni siquiera las mil están haciendo, y así no se puede”, recriminó Alvarado.

Por tanto, señaló que el país está dejando la detección del virus en el diagnóstico clínico y como expertos no pueden detectarlo. Ya que, su sintomatología es muy parecida a varias enfermedades.

“Sobre todo esto también pesa la terrible corrupción de nuestro sistema sanitario, que viene a destrozar aún más el control de la epidemia”, arguyó.

Médicos piden descanso y vacaciones 

Por su parte, Marco Moncada, el presidente del Colegio de Microbiólogos y Químicos Clínicos de Honduras (CMQCH), defendió que, tras nueve meses de lucha, “el personal de salud está cansado y es merecedor de sus vacaciones”.

Caso contrario, advirtió “que el personal de salud va a caer y no va haber quien atienda a la población durante esta emergencia sanitaria”.

Cifras de COVID-19

Al día de ayer, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER), reportó 113 mil contagios confirmados de COVID-19 y 2 mil 968 fallecidos por la enfermedad; denotando un constante aumento en ambas cifras.

Decesos por COVID-19

Este viernes, reportaron cinco decesos bajo sospecha de COVID-19 en el Instituto Nacional Cardiopulmonar del Tórax, Hospital Escuela y en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de la capital, informaron los portavoces de dichas instituciones.

Rebrote

Por otro lado, el viceministro de Salud, Roberto Cosenza, realizó un llamado a no bajar la guardia y advirtió que la COVID-19 puede ingresar a través de regalos a los hogares hondureños durante la Navidad.

“En estas fiestas navideñas de regalo nos puede llegar la COVID, también en algún presente”, advirtió.

Asimismo, adelantó que en las próximas semanas se puede llegar a más del 30 por ciento de positividad en los diagnósticos sobre esta enfermedad. Por lo que, Honduras sigue sin aplanar la curva de contagios y con un posible rebrote después de las fiestas navideños.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace:https://bit.ly/tiempodigitalhn.