Nueva York detecta el primer caso de la nueva cepa británica de COVID-19

261
Nueva York nueva cepa de covid-19
Estados Unidos registró un aumento de casos por COVID-19 en los últimos días.

Estados Unidos. El 2020 ya quedó en el pasado pero el problema del coronavirus continúa. Uno de los países más afectados es Estados Unidos y se dio a conocer que a Nueva York ya llegó la nueva cepa de COVID-19 descubierta en Reino Unido.

Según el laboratorio Wadswoerth, se confirmó un caso relacionado de la cepa del Reino Unido en el condado de Saratoga.

Contagios en Nueva York

Aparentemente el portador sería un hombre de 60 años, pero lo que preocupó más a las autoridades fue que el señor no había viajado en las últimas semanas, lo que indica que la nueva cepa del virus podría estar en ese condado.

Según el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, la nueva cepa es 70 por ciento más contagiosa que la original. Por eso, subrayó la importancia de redoblar esfuerzos para el rastreo de contactos y así evitar una gran propagación.

“Creo que esta cepa es más prevalente de lo que la gente sabe”, dijo Cuomo en una conferencia.

Además, el Comisionado de Salud Pública del Estado de Nueva York, el doctor Howard Zucker, explicó que esta cepa es más transmisible, pero también dejó claro que hasta la fecha no hay pruebas de que demuestren que es más peligrosa que el virus original.

Agregó que tampoco hay indicios de que las vacunas que ya están en circulación, no funcionen contra esta nueva cepa.

Estudios

El Laboratorio Wadsworth, con sede en Albany, se encuentra realizando un estudio para obtener más detalles sobre la nueva cepa de COVID-19 detectada por primera vez en el Reino Unido, en el mes de diciembre.

Desde la aparición de esa mutación del coronavirus, numerosos países ya han registrado los primeros casos como es Chile, Austria, Grecia y Brasil entre otros.

Te recomendamos leer: Descartan la presencia de la nueva cepa del coronavirus en Honduras

Cómo evitar el contagio

Las vías de transmisión no han cambiado. Usar mascarillas, limitar el tiempo de exposición con otras personas y mejorar la ventilación en espacios interiores ayudará a contener la propagación de la variante, como lo hacen estas medidas con otras variantes del virus.

Evidencias preliminares del Reino Unido sugieren que la gente infectada con la nueva variante suele ser portadora de mayores cantidades del virus en la nariz y garganta que las personas infectadas con versiones anteriores.

«Estamos hablando de un rango de entre 10 a 10 mil veces mayor», advirtió el virólogo clínico de Salud Pública Inglaterra, Michael Kidd.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn