Deuda política, votos y huella dactilar: los cambios de la nueva Ley Electoral

134
Ley Electoral
Una de las novedades que contiene la nueva Ley Electoral, es que se usará identificación electrónica.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Una nueva Ley Electoral está a punto de ser aprobada en el Congreso Nacional, y tendrá nuevas reglas para los procesos electorales que se acercan en el país.

Hay que destacar que la nueva Ley Electoral ya ha sido consensuada por los partidos mayoritarios. En los únicos temas que no se logró consenso es en los referidos a la segunda vuelta y a la reelección presidencial.

Lea también: CNA responde a INVEST-H: Informes cuentan con respaldos probatorios

Cambios en la Ley Electoral de Honduras

La integración de las Juntas Receptoras de Votos, es una de las novedades que esta nueva Ley Electoral tendrá, según lo expuesto en el dictamen elaborado. Además, estas sustituirán a las mesas electorales y estarán conformadas por cinco miembros propietarios y sus respectivos suplentes.

Los integrantes serán nombrados por el Consejo Nacional Electoral (CNE). Y esto será de acuerdo a la propuesta de los partidos políticos, 60 días antes de los comicios.

Otra de las novedades que contiene la nueva Ley Electoral es que para las elecciones primarias y generales del 2021, se utilizará un sistema de identificación electrónica, de la huella dactilar de los votantes.

Con el uso de esta herramienta, se prevé garantizar que cada ciudadano solo vote una vez. También, con la nueva Ley Electoral, se espera evitar el tráfico de las credenciales, para los representantes de los partidos políticos.

Según lo expuesto, las credenciales se entregarán con nombres y apellidos de los delegados por las instituciones políticas en contienda.

Además, en esta nueva Ley se da paso a las Juntas Especiales de Verificación y Recuento, y al Consejo Consultivo. Y en otro capítulo, se definen los principios del Censo Nacional Electoral como un instrumento público, permanente e inalterable.

Deuda política no se entregará como antes

Otra de las novedades es que la deuda política, ya no será pagada como antes. Según lo dicho por los dictaminadores de la Ley Electoral, a los partidos minoritarios no se les entregarán fondos, por tal concepto sobre la proporción vigente.

La deuda solo se hará efectiva a los partidos minoritarios, de acuerdo a cada voto efectivo y válido.

Por otra parte, se agrega que la existencia de cada partido en el mapa político nacional estará condicionada a la obtención de un porcentaje real de su capital. Lo que significa que, aquellas instituciones que no logren al menos una representación en el Poder Legislativo, serán colocados rumbo a su desaparición.


Nota para nuestros lectores: