Nueva explosión en Sri Lanka mientras artificieros desactivaban una bomba

404
nueva explosión en Sri Lanka
Por el momento no se han registrado víctimas mortales ni heridos.

COLOMBO, SRI LANKA. Una nueva explosión se produjo este lunes cerca de la iglesia de San Antonio, en la capital de Sri Lanka, Colombo, mientras los artificieros se encontraban desactivando una bomba, informó Reuters.

Se reportó que se estalló una furgoneta. Por el momento no se han registrado víctimas mortales ni heridos.

Los medios locales señalaron que se trató de una detonación controlada y que la Policía local acordonó el área antes de detonar el dispositivo.

Previamente, las autoridades de Colombo encontraron 87 detonadores de explosivos en la principal estación de autobuses de Colombo.

Ocho explosiones

A lo largo del domingo se registraron ocho explosiones en diferentes partes de Sri Lanka. Cuatro de ellas sacudieron la capital del país, golpeando la última de todas a uno de sus suburbios (Dematagoda), cerca de un edificio residencial. Se estima que el número de víctimas mortales asciende a 290, mientras que los heridos suman cerca de 500.

Lea también: Hay al menos 27 extranjeros muertos en Sri Lanka tras cadena de explosiones

Las autoridades locales continúan buscando a los responsables de los atentados terroristas. Si bien por el momento ningún grupo ha reivindicado los atentados. Las autoridades ya detuvieron al menos a 24 sospechosos en el marco de la investigación. Además, transcendió que fueron perpetrados por 7 atacantes suicidas. El ministro de Salud de Sri Lanka, Rajitha Senaratne, declaró que un grupo terrorista local es el responsable de los ataques.

Debido a la situación, el presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, declaró una emergencia en todo el país desde la medianoche de este lunes. Según un comunicado emitido por la oficina presidencial; la medida se limitará a la lucha contra el terrorismo y no afectará a la libertad de expresión.

El analista de Inteligencia Fernando Cocho opina que los servicios especiales de Sri Lanka no están preparados para contrarrestar las redes de terrorismo internacional.