«Nos quedaremos sin agua»: experta advierte sobre destrucción del Merendón

868
Merendón

CORTÉS, HONDURAS. Incendios, tala indiscriminada y construcciones más allá del límite legal permitido… ¿Sabe qué pasaría si la Sierra del Merendón continúa destruyéndose? TIEMPO Digital quiso contestar esa pregunta, pues, ya nadie desconoce misterio que desde hace años, dicho pulmón ubicado en el Valle de Sula está siendo duramente castigado por la mano del hombre.

Pero antes, hay que recordar que, sumado a las cientos de imágenes que circulan en redes sociales, mismas que evidencian que cada vez hay menos árboles, la noche del pasado viernes se suscitó un incendio que consumió varias hectáreas de bosque.

El fuego, finalmente, fue sofocado por miembros del Cuerpo de Bomberos. Posteriormente, la Gerencia Ambiental de la Municipalidad de San Pedro Sula evaluó los daños y constató que unas siete hectáreas de área verde se perdieron. Afortunadamente, el incendio no afectó las fuentes de agua, sino solo a vegetación baja, guamil y zacatera.

Pero, si bien ese incendio no causó grandes daños, la mayor afectación del Merendón está presente, y sigue extendiéndose, desde hace varios años, y definitivamente, ya no se parece a lo que era entes.

Lea: Irreconocible: durante toque de queda arrasan con el Merendón, el pulmón de SPS

El bienestar del Merendón es un tema que debe ser de importancia para toda la ciudadanía hondureña, pero más para los residentes en San Pedro Sula y sus alrededores. Si hay indiferencia, las consecuencias podrían ser catastróficas, según una ingeniera ambiental que dialogó con TIEMPO Digital, pero que decidió mantener su identidad anónima.

«Vamos a estar igual que Tegucigalpa, con problemas para tener acceso al agua«, dijo la conocedora del tema. «Aquí en el norte dependemos del agua que nos provee el Merendón, claro, aunque siempre hay un proceso de purificación y tratamiento», agregó.

¿Qué factores están matando al Merendón?

Asimismo, la ingeniera reveló tres posibles males que actualmente podrían estar destruyendo al Merendón: según dijo, son plagas, plaguicidas e incendios.

«Son varios factores, mayormente, la quema, que a veces los campesinos queman para preparar la tierra y cultivar. Luego, está la plaga del gorgojo, que es un insecto que principalmente afecta a los pinos. El tercero sería el mal manejo de los plaguicidas, que, además, contaminan las aguas que después nos llega a nosotros», comentó.

Por último, señaló que restaurar las zonas dañadas del Merendón es un proyecto a largo plazo, y por lo tanto, debería iniciarse ya. «A un árbol le toma de 10 a 15 años convertirse en adulto para proteger tanto el suelo y el medio ambiente, entonces, es algo que tomaría décadas«.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre el COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo.