«No podía seguir huyendo»: mujer implicada en ataque a Wilson Berríos

941
Berríos
Una señora que se le adjudican dos delitos y vinculación con el atentado a Wilson Berríos agradeció a Dios tras ser detenida. Se defenderá en libertad.

CHOLUTECA, HONDURAS. Medidas sustitutivas a la prisión indicó un Juez de lo Penal en Choluteca a la ciudadana Aleyda Xiomara Huete, acusada de dos delitos y que tendría vínculos con el ataque a Wilson Berríos.

Precisamente, a la mujer, que tiene 50 años, se le señala por tenencia ilegal de armas y almacenamiento de artefactos explosivos. Se defenderá en libertad.

Tras ser capturada y recibir ésta primera determinación por parte del poder judicial, Huete se mostró agradecida con Dios. Asegura que quería enfrentarse a la justicia y no seguir prófuga.

«Estoy agradecida con Dios porque le decía a él que yo ya no podía seguir de la
forma en que andaba, huyendo. Le entregué la situación, la puse en sus manos y le dije que hiciera la justicia por mí», reveló.

Luego enfatizó que está satisfecha con el desenlace de su aprehensión, pues se trata de una intervención divina.

«La impresión es que Dios escuchó mis peticiones porque esto no es para que yo
anduviera huyendo», recalcó la quincuagenaria.

Lea también: Padre de Wilson Berríos: «Ya se comió su primera baleada»

Captura

Tras días de trabajos de inteligencia y seguimiento, la labor de detención la realizó la mañana del martes la Policía Nacional a través de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

La fuerza de seguridad tuvo noción de que Huete es originaria y residente del barrio San Pedro Sur del municipio de Choluteca. No obstante, se le aprehendió en la colonia Villa Bertilia.

La captura se efectuó en cumplimiento a una orden de los Juzgados de la zona sur del país. Esa petición con carácter jurídico se emitió el 19 de diciembre de 2019, y casi tres meses después, se ejecutó.

Vinculación con el caso de Wilson Berríos Jr

Según la investigación preliminar, Huete sería la dirigente de un grupo de protesta denominado Bastión del Sur. Ese conjunto está bajo averiguación por actos de violencia y supuesta comisión de otras fechorías.

Entre esas actividades delictivas, se considera que tendrían nexos con el atentado contra el joven Wilson Berríos el 11 de diciembre en una Villa Navideña en Choluteca.

Es importante poner en contexto la relación de ese hecho con la captura. Y es que, a Huete se le puso bajo las órdenes de la justicia por dos delitos, entre ellos el de supuesto almacenamiento de explosivos. Ella, según información policial, guardaba artefactos como la «cebolla» que desfiguró el rostro del joven.

Berríos, de sólo 18 años, está bajo cuidados de médicos estadounidenses en Boston. Ya sostuvo varias intervenciones quirúrgicas.

A la totalidad del grupo de protesta, que estaría bajo su dirección, también se le atribuye la autoría de daños contra un hospital, patrullas policiales y edificaciones públicas y privadas.

De igual manera, habrían atentado contra un miembro de la Policía Nacional, quien perdió un ojo tras ser golpeado en una manifestación.