No vamos a parar de brindar el servicio, dice Hedman Alas

1084
Hedman Alas
Hedman Alas emitió un comunicado en las últimas horas.

REDACCIÓN. La reconocida empresa «Hedman Alas» sufrió en los últimos días un atentado criminal en la zona norte del país.

Cientos de personas manifestaron su preocupación ante la ola delincuencias que azota Honduras. Asimismo, se preguntaron si la empresa de transporte iba a cerrar operaciones.

Por tal razón, Hedman Alas decidió extender un comunicado sobre loas dudas que han circulado en los medios y redes sociales.

Este dice así de forma íntegra:

«Desconocemos las declaraciones realizadas por El Estado aludiendo que el transporte esta infiltrado por el narcotrafico.

Queremos aclarar que nuestra empresa de transporte jamas ha sido participe de ninguna actividad ilicita.

Somos una empresa de más de medio siglo de operaciones, nuestra bandera es la de Honduras.

Y existimos por la honestidad y trabajo duro de tres generaciones.

Al insinuar que estamos involucrados en actos ilegales no solo es dañino para la reputación de nuestra empresa.

Nuestros valores, y nuestro compromiso con Honduras, no es saludable para la economia ni atrayente para la inversion extranjera.

Queremos agradecer el apoyo que nos han brindado las fuerzas de seguridad, tanto como la Policia Nacional y Fusina por su presencia ante la situación.

Queremos pedir disculpas a nuestros clientes por estos momentos difíciles y agradecer a cada uno de ustedes que han estado pendiente.

Sin duda, es primera vez en 64 años que experimentamos un acto de terrorismo, pero no nos va parar de brindar el servicio que tanto amamos.

Estamos orando por Honduras, esperamos sabiduría en las autoridades, ya que esto es tema de Seguridad Nacional.»

Momento en que se incendiaba unidad de transporte.
Momento en que se incendiaba unidad de transporte.

ATENTADO A HEDMAN ALAS

La empresa de transporte terrestre, Hedman-Alas, sufrió un atentado en la madrugada cuando una de sus unidades fue siniestrada por individuos.

Quienes terminaron quemando dicho activo y en el que afortunadamente las 23 personas que viajaban salieron ilesas.

Según testigos oculares del acto, a la altura de la colonia Marisol, a un par de kilómetro del aeropuerto de La Ceiba, salida a Tela.

5 sujetos con armas largas interceptaron la unidad y la orillaron a detenerse.

Posteriormente ordenaron a los pasajeros que se bajaran. Para luego proceder a rociar de combustible el vehículo para terminar metiéndole fuego.

No les dieron tiempo de bajar sus respectivas maletas. Posteriormente huyeron en un Toyota Four Runner color negro.

Inicialmente se creyó que esta camioneta fue dejada abandonada cerca de una iglesia en la colonia Ponce.

Pero la participación de la misma se descartó minutos después, cuando el dueño del auto se puso a la disposición de las autoridades.

Pero señaló que lo había dejado allí desde la noche anterior y muchos miembros de la iglesia y el pastor de la misma podían dar fe de ello.

ATENTADO TERRORISTA

Simultáneamente, la empresa Judá era víctima de otro siniestro cerca de La Lima en la autopista que conecta con San Pedro Sula.

La empresa de transporte emitió, a través de su cuenta de Facebook un informe que literalmente dice:

“¿Qué es el acto de terrorismo?

“El terrorismo es la dominación por medio del terror, el control que se busca a partir de actos violentos cuyo fin es infundir miedo.

Nota relacionada: Incendian buses “Hedman Alas” y “Judá” en el norte de Honduras

El terrorismo, busca coaccionar y presionar a los gobiernos o la sociedad en general para imponer sus reclamos y proclamas”.

Lo que sucedió hoy es un acto de terrorismo, exigimos intervención del Estado”.

Y por esa misma línea se fue el departamento de Seguridad del país en otro comunicado.

Donde indica que ninguna de las empresas atacadas había interpuesto denuncias donde se detalles que han sido víctimas de la extorsión.

Considerándolo como un acto de terrorismo en respuesta a las acciones que el Estado de Honduras realiza para combatir la extorsión.

Así como otros como el traslado de los privados de libertad, que desde las cárceles, dirigían acciones delictivas.