Muestra de fe: Niño damnificado se dedica a leer la biblia en albergue de Olancho

346
Niño lee la biblia en albergue
En el departamento de Olancho se han realizado evacuaciones masivas por prevención ante embates de Iota.

OLANCHO, HONDURAS. Tras el paso de Iota y Eta por el país dejó a miles de familias sin un techo, sin comida y solo con la esperanza de volver a levantarse, porque entre tanto caos, la fe es lo último que debería perderse. Así es como «Toñito» lo ha demostrado.

Son innumerables las pérdidas que dejan los fenómenos naturales, y aunque muchos han perdido los bienes materiales, otros continúan creyendo que a pesar de la adversidad siempre hay una esperanza.

Ese es el caso de Toñito, un niño que a su corta edad ha servido de ejemplo de perseverancia y fortaleza. El menor ha causado conmoción entre los albergados en un centro de refugio ubicado en el Instituto Polivalente «San Esteban», situado en el municipio del mismo nombre, en el departamento de Olancho.

Toñito, lee la biblia cada día, mientras se encuentra alojado temporalmente en el albergue, donde pasa los días y su familia consigue un nuevo lugar para vivir; además de esperar a que los fenómenos naturales les permitan reubicarse en un nuevo hogar.

Es preciso mencionar, que Toñito es uno de los cientos de niños que están albergados y que por varios días han sufrido las consecuencias de un fenómeno natural que a su paso no distinguió de edad, sexo, raza, color, ni religión; únicamente se llevó todo lo que pudo.

Lea también: “No vamos a renegar, Dios es bueno”: hondureño agradece pese a embates de Eta

Admiración

La Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) publicó la imagen del menor en su  cuenta oficial de Facebook y se ha viralizado en redes. Los internautas consideran que es un ejemplo clave de que «si un menor tiene fe, ¿quiénes somos nosotros para no creer?», así lo redactó, un usuario.

Familias evacuadas en Olancho

Agentes de la Policía Nacional evacuaron al menos unas 44 familias en las últimas horas, en diferentes municipios del departamento de Olancho. Esto, para salvaguardar sus vidas, alejándolas de las zonas consideradas de alto riesgo.

Las evacuaciones se realizaron en varios municipios del departamento, donde unas 230 personas, entre adultos, niños y jóvenes, fueron auxiliados. Ellos solicitaron ayuda ante el peligro por inundaciones, deslizamientos o derrumbes que podrían ser provocados por las constantes lluvias de la tormenta tropical Iota.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace:https://bit.ly/tiempodigitalhn