Niña hondureña asegura que Dios la llevó al infierno para ver que sí existe

243
Niña que fue al infierno
Imagen de referencia.

SANTA BARBARA, HONDURAS. Sulma Yaneth Sarmiento Lemus, de 10 años de edad, residente en la comunidad de la Cañada, municipio de Atima, es la niña que ha causado miles de reacciones en las redes sociales luego de que ésta revelara que tuvo un encuentro con Dios.

La menor dijo a un medio local que el creador del universo, según la Biblia, la llevó al infierno y al Cielo.

Lea también: VÍDEO | Apóstol Santiago Zúniga pide carro “de paquete” a siervo de noble corazón

El relato

De acuerdo al relato de Sulma, en una ocasión fue a acostarse luego de terminar de orar con su papá. En ese momento, una luz irradió en su rostro y miró a un ángel que, según ella, la llevó hasta Dios.

“La primera vez, yo terminaba de orar con mi padre, solo me acosté y apareció una luz muy bonita y salió un ángel y él se levantó y la miró también”, relató.

“El ángel me dijo que me iba a mostrar a Dios. Estaba vestido de blanco hasta los pies, un cinturón azul bien bonito y una corona en la cabeza. Yo sólo lo vi a él y me desmayé de un solo”, siguió contando.

Visita al infierno

Luego de estar frente a la presencia de Dios, Sulma asegura que la llevó al infierno, con la intención de que confirmará que ese lugar sí existe.

“Dios me enseñó el infierno. Estuve como ocho minutos no más. Primero miraba un túnel grande y a los lados habían demonios”. Continuó relatando que “más adelante miraba un portón con dos demonios y Dios me dijo que los demonios le tenían miedo”.

Sobre ello, la pequeña dijo que cuando “Dios iba pasando, los candados se iban abriendo. Me enseñó el infierno porque dice que mucha gente no cree que existe”.

De acuerdo con la menor, “miraba gente que se devanaba, se paraban y volvían a caer de vuelta a las llamaradas de fuego y gritaban que tuviera misericordia de ellos”.

Visita al Cielo

Parte del relato de la infante señala que también visitó el cielo, lugar que consta su existencia en escritos bíblicos.

 “En el Cielo miré una puerta de oro con diamantes. Allí miré a Dios sentado con dos líneas de ángeles. Allí estaba sentada en el trono y me agarró abrazada”, aseguró.

Del mismo modo sostuvo que Dios le dijo que le pidiera a la gente “que se acercaran a las iglesias porque Él está cerca”, advirtió.

«‘Pronto llego a traer a la iglesia’ me dijo Dios. Había una mesa bien grande con canastas llenas de frutas y me dijo que todo estaba preparado para la iglesia”

Además, “en las sillas había corona y mantos blancos, a la par de Dios había ancianos y un montón de niños”, aseguró Sulma.

El relato de la santabarbarense ha dado de qué hablar; por un lado, hay quienes se muestran escépticos; y por otro, hay quienes creen la versión y la comparte con fe.