Devastación: Nicaragua, «azotada» por la furia del huracán Iota

137

Aunque desde ayer Nicaragua, empezó a sentir la fuerza del huracán Iota, no fue hasta la  madrugada de este martes que la verdadera furia de Iota se desencadenó en varias comunidades del país.

La tempestad llegó con vientos de 250 kilómetros por hora, donde destruyó casas y provocó inundaciones en el Caribe norte de Nicaragua.

Daños y más daños

En un informe preliminar, las autoridades reportan caídas de árboles, caída de postes de luz y desprendimiento de techos.

En Bilwi, que es una de las principales ciudades del país, se registraron vientos devastadores y lluvias torrenciales, que provocaron que se cortara la corriente eléctrica y dejaron varias calles inundadas.

Unas 350 familias, habían sido previamente evacuadas en su totalidad.

En Puerto Cabezas, según sus pobladores, están sufriendo torrenciales lluvias y fuertes vientos.

Se escuchan las «láminas de zinc volando», dijo Jason Sam Zamora,  habitante del lugar, a través de las redes sociales.

El Seminario Menor de la Diócesis de Siuna, informó que Iota destruyó casi en su totalidad su edificio y provocó el desprendimiento del techo.

En el municipio de Rosita, se reportaron fuertes ráfagas de vientos, y en Bonanza deslizamientos leves de tierra sin daños ni víctimas, según las autoridades.

Lea además: Huracán Iota llega antes de lo dicho por expertos a Nicaragua 

Evacuados  

El codirector del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) de Nicaragua, Guillermo González, aseguró que lograron evacuar antes del impacto del huracán a más de 40.000 personas en 250 albergues.

Agregó que otros miles se refugiaron en iglesias, casas de familiares o amigos.

Las autoridades dijeron que hay probabilidades que se incrementen los riesgos de deslizamiento tierra, debido a que los suelos se encuentran saturados de humedad tras el paso del huracán Eta.

El director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca, afirmó que Iota, que registró vientos de hasta 260 kilómetros por hora, es el huracán más potente que se ha registrado en la historia de Nicaragua.

Las autoridades prevén que el fenómeno siga avanzando en un lento proceso de debilitamiento hasta degradarse a tormenta tropical antes de ingresar a Honduras.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn