Ni 48 horas duraron los «fusiles caídos»: Fuerzas Especiales logran acuerdo

376
Fuerzas Especiales
Fuerzas Especiales y Secretaría de Seguridad llegaron a un acuerdo en medio de disturbios y asesinatos en todo el país.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Luego de casi 48 horas de «fusiles caídos», la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales (DNFE) y la Secretaría de Seguridad llegaron a un acuerdo.

La reunión se hizo en las oficinas del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), mismos que sirvieron como mediadores.

Es preciso recordar que los agentes de la Escala Básica de las Fuerzas Especiales se declararon en brazos caídos desde el miércoles anterior en horas de la mañana.

Sus exigencias fueron:

  • Reintegración de los agentes despedidos por protagonizar la primera huelga;
  • Mejoras en los seguros de vida y en las condiciones de trabajo;
  • Mejor atención para los heridos en combate;
  • Atención en los acosos laborales y sexuales que reciben las mujeres;
  • Discriminación de género y horarios explotadores;
  • Pagos completos de prestaciones a policías cancelados.

Posteriormente, elementos de la Policía Nacional ubicados en la posta de Casamata, se unieron a la protesta. Además, denunciaron que habían recibido amenazas.

En ese sentido, los agentes de seguridad manifestaron su descontento. Aseguraron que son obligados a reprimir al pueblo.

«Somos sometidos a trabajos forzosos, como ir a reprimir al pueblo. Ir a desalojar a personas, familias que quizás no tienen para el diario vivir o movilizarse de un lugar a otro. Solo le pedimos a la población disculpas si en algún momento actuamos mal en algún momento», señalaron en el primer comunicado.

Lea también: Agentes Especiales exigen al Gobierno que cumpla su promesa y respete los DDHH

Gasearon al Director de la Policía Nacional 

Seguidamente, en horas de la tarde, el director de la Policía Nacional, David Aguilar Morán, llegó al cuartel de las Fuerzas Especiales a »dialogar». El encuentro fue rápido. Un par de minutos. Posteriormente, cuando se decidió a abandonar el lugar, los mismos agentes lo despidieron con gas lacrimógeno. Esto apresuró su salida.

Momentos después, se escucharon varias detonaciones de armas de grueso calibre dentro del cuartel. Presuntamente, realizados en rebelión contra los altos mandos por abusos de autoridad y otros temas.

Segundo Comunicado

Ya en la noche del miércoles, un elemento de la Escala Básica salió, con su rostro cubierto, a realizar un segundo comunicado. Este duró poco más de un minuto. En el mismo, ratificaron su posición. De igual manera, invitaron a todas las unidades de la Policía Nacional a que se unieran a ellos.

Sin embargo, esa noche se suscitaron una cantidad innumerable de saqueos tomas de calles en todo el país, a pesar de la invitación del comando Tigres a la protesta pacífica. También se reportó la muerte de dos personas en la capital.

Mientras dialogaban, militares se desplegaban en las calles

No obstante, en una conferencia de prensa del presidente Juan Hernández, comunicó que serían los Policías Militares los que saldrían a las calles.

Por su parte, en las instalaciones del CONADEH se realizaba el diálogo entre Fuerzas Especiales y Secretaría de Seguridad con el señor Héctor Roberto Herrera Cáceres como representante de Derechos Humanos y mediador.

Mientras se daba el diálogo, un joven falleció en la aldea de Yarumela, La Paz. A causa de un disparo por parte de elementos de la Policía Militar. Así lo aseguraron familiares y amistades del menor de edad.

Aquí el acuerdo:

En la ciudad de Tegucigalpa, M.D.C., a los veinte (20) días de junio del año dos mil diecinueve (2019), presentes en las oficinas del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, lugar en donde se celebra el diálogo entre los representantes del Alto mando de la Secretaría de Estado en los Despachos de Seguridad y Policía Nacional, y los representantes de las diferentes categorías Agentes, Clases y Sub-oficiales de la Policía Nacional, en su condición de ciudadanos y servidores del Estado, sujetos y subordinados a la Ley y a la protección y respeto a la dignidad humana, de todas y todos los habitantes de Honduras, en presencia del señor Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, doctor Héctor Roberto Herrera Cáceres, quien ha instado el diálogo entre las diferentes partes, desde el momento que inició la misma y siendo que se reconoció la idoneidad, imparcialidad e independencia se consideró como la persona adecuada para ser MEDIADOR en el presente asunto, llegando a los ACUERDOS y COMPROMISOS que se enumeran a continuación:
Primero: La Secretaría de Estado en los Despachos de Seguridad y Policía Nacional se compromete a agilizar los procedimientos para mejorar la alimentación que se brinda a las diferentes direcciones de la Policía Nacional, la cual debe cumplir con requisitos de salubridad necesarios para garantizar la salud de las personas miembros de la Policía Nacional y todas sus direcciones, realizando las gestiones para equipar las Unidades Metropolitanas de una cocina adecuada en los espacios apropiados.
Segundo: La Secretaría de Estado en los Despachos de Seguridad y Policía Nacional se compromete a proveer a todas las direcciones de la Policía Nacional de sus uniformes y botas de calidad para el mejor desempeño de sus funciones a nivel nacional, acción que se iniciará en un lapso aproximado de 60 días calendario.
Tercero: La Secretaría de Estado en los Despachos de Seguridad y Policía Nacional se compromete a garantizar procesos de información sobre todos los derechos que, en base a la ley, tienen y que han evidenciado ser aún desconocidos por muchos miembros de la Policía Nacional, incluyendo posibilidades de capacitaciones en todas las unidades con énfasis en los temas relacionados a género.
Cuarto: La Secretaría de Estado en los Despachos de Seguridad y Policía Nacional se compromete a garantizar, en conjunto con el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, las acciones necesarias para impulsar por la vías correspondientes, la elaboración de iniciativas conducentes al goce de condiciones laborales necesarias.
Quinto: Las autoridades representantes de la Secretaría de Estado en los Despachos de Seguridad y Policía Nacional se comprometen a realizar reuniones periódicas con los policías de las diferentes direcciones de la policía nacional, con el fin de mantener informados de todo los procesos concernientes a sus condiciones laborales, así como el establecimiento de una mesa de seguimiento para tener un espacio en donde se puedan presentar las inquietudes de parte de los policías de las diferentes direcciones ante sus jefes inmediatos o de las autoridades de la Dirección Superior.
Sexto: La Secretaría de Estado en los Despachos de Seguridad y todas las direcciones de la Policía Nacional garantizan a la población hondureña, el respeto de los Derechos Humanos de todas las personas a nivel nacional, incluidas aquellas que ejerzan su derecho a la manifestación pública y pacífica, apegada a los estándares nacionales de internacionales de derechos humanos.
Séptimo: La Secretaría de Estado en los Despachos de Seguridad y Policía Nacional se compromete a no realizar procesos de sanciones disciplinarias o persecución laboral en contra de los policías que ejercieron su derecho constitucional de petición en el marco de este conflicto.
Octavo: Los miembros de la carrera policial que participaron en el referido conflicto, podrán abocarse a la dirección de recursos humanos de la Policía Nacional, para solicitar su traslado voluntario a cualquier otra unidad o dependencia policial. Así mismo, se comprometen a agotar las instancias internas dentro de la Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad para dar a conocer sus peticiones, a través de sus jefes inmediatos superiores y si este canal falla, ante las autoridades de la dirección superior de la Secretaría.
Noveno: El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos será garante y dará seguimiento al cumplimiento de los acuerdos logrados por la partes, manteniendo un expediente abierto que se pueda registrar cualquier situación por cualquiera de las partes, y realizar las diligencias de seguimiento correspondientes y formular las recomendaciones conducentes.
Acuerdo
Primera parte del acuerdo entre Fuerzas Especiales y Secretaría de Seguridad.