Nasry «Tito» Asfura asegura que será el próximo presidente de Honduras

505

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El actual alcalde capitalino, Nasry «Tito» Asfura, aseveró este fin de semana que, se convertirá en el próximo presidente del país cinco estrellas.

Asfura, quien es el candidato del movimiento nacionalista «Unidad y Esperanza», expresó de forma energética: «¡Voy a ser el próximo presidente de Honduras!»; mientras un grupo de militantes, le gritaban «¡viva Papi, viva!».

La algarabía se produjo en una de las convenciones que el alcalde realizó con otros dirigentes políticos afines a su corriente. En un vídeo difundido, a través de las redes sociales, se aprecia al edil emitiendo un vigoroso discurso hacia todos los presentes.

Asimismo, externó que su objetivo está encaminado a «poder servir con el esfuerzo, con el trabajo de todos ustedes, con lo que hacen todos los días (y) Dios que nos lleva de la mano».

A la vez, añadió: «Voy a trabajar siempre que Dios proteja nuestra salud».

Por su parte, días atrás, el parlamentario nacionalista, Reynaldo Ekónomo, confirmó la noticia al indicar que «Papi va ser el próximo candidato del partido y próximo presidente de Honduras. Se escuchan rumores que están peleando, aquí no nos estamos matando, aquí estamos construyendo como construye ‘Papi’ los puentes. Nosotros construimos puentes de entendimiento», dijo a una radioemisora local.

Lea además: Soriano: «Hagan lo que hagan», el Partido Nacional no gana elecciones 2021

Política en medio de la pandemia

El alcalde capitalino, fue cuestionado por las campañas políticas que algunos funcionarios están desarrollando en medio de la pandemia por Covid-19. En tal sentido, se limitó a expresar que «es una experiencia que está viviendo Honduras, el mundo entero. Yo creo que todos debemos agarrar estas experiencias para un futuro, para poder salir adelante».

El edil es del criterio que todos (políticos) deberían trabajar en unión sin importar su orientación partidaria; puesto que, lo que se busca es el bien del pueblo hondureño.

«Ayudar no por una foto, no por un aplauso sino por un deber de servir que el corazón late para resolver las cosas y trabajar por la gente. Especialmente para la gente que más lo necesita. Es una satisfacción inmensa poder hacerlo», subrayó.