TEGUIGALPA, HONDURAS. Juan Antonio Hernández, exdiputado hondureño y hermano del presidente de ese país, Juan Orlando Hernández, ha sido acusado de narcotráfico por la Justicia de EE.UU., informó AFP.

Cabe recordar que el acusado fue detenido el pasado viernes en el aeropuerto de Miami (Florida). A tres días de su detención, compareció en audiencia ante la Corte Federal la misma ciudad, en la cual se le imputaron los cargos de conspiración para importar cocaína a EE.UU., delitos relacionados con armas de fuego y mentir a agentes federales.

De acuerdo a las autoridades estadounidenses, Hernández se encargó de procesar, recibir, transportar y distribuir cargamento de cocaína de múltiples toneladas, desde laboratorios que operaban en Colombia, Honduras y México.

El 23 de noviembre de 2018 en Miami, Florida se detuvo a Tony Hernández. Compareció esta tarde en el tribunal federal de dicha ciudad ante el juez de primera instancia de Estados Unidos Jonathan Goodman.

Lea también: Devis Maradiaga, líder de los Cachiros, habría delatado a Tony Hernández

Comunicado del departamento de justicia

Según el comunicado del departamento de justicia, el fiscal federal de Manhattan, Geoffrey S. Berman, dijo: “Como se dijo, el ex congresista hondureño Tony Hernández estuvo involucrado en todas las etapas del tráfico a través de Honduras de cargas de cocaína de varias toneladas que estaban destinadas a los Estados Unidos”.

Además, el comunicado asegura que Hernández “sobornó a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley para obtener información sensible para proteger los envíos de drogas y solicitó grandes sobornos a los principales traficantes de drogas. Gracias al trabajo en curso de la DEA, Hernández está ahora bajo custodia en territorio estadounidense. Y se enfrenta a la justicia en los tribunales”.

Hernández y sus asociados criminales supuestamente conspiraron con algunas de las redes criminales transnacionales. Mismas, definidas como las más mortales y peligrosas del mundo en México y Colombia.

El comunicado añade que la DEA espera que Hernández se enfrente a la justicia estadounidense; y responda por sus presuntos delitos.