Roatán: con un cuchillo, mujer amenaza con matar sus hijos si expareja no regresa

742
mujer amenaza con cuchillo a sus hijos
La mujer fue detenida después por las autoridades.

ROATÁN, ISLAS DE LA BAHÍA, HONDURAS. En los rostros de dos pequeños niños se dibujó la angustia, y sobre todo el miedo, pues su propia madre estaba amenazando con matarlos con un cuchillo. Todo eso quedó en un vídeo que la mujer grabó para enviárselo a su expareja.

En una vivienda de Roatán, la «desesperación» llevó a una hondureña a cometer una acción que fue considerada por muchos como «espeluznante y desalmada». Los testigos del caso informaron que ella con «despecho tomó un enorme cuchillo para advertir a su esposo que si no regresaba, mataría a sus hijos».

Lea también- Madre mata a sus dos hijos en Intibucá; les habría dado pastillas de curar frijoles

Los gritos, y las lágrimas sobresalían en ese cuarto de habitación donde ocurrió el hecho. Los pequeños sin saber el porqué, se refugian uno a otro, mientras trataban de alejarse un poco de su madre Nayeli Britania James James, de 19 años de edad, informaron.

El vídeo es «fuerte», pero evidencia la tristeza en el rostro de los niños, destaca la agonía que vivieron, predomina el enojo en la mujer, y sobresale una hondureña que hace todo para que su expareja regrese con ella, incluso si por ello, tiene que hacerle daño a sus hijos, expresaron personas que vieron el vídeo.

¡Atención imagen fuerte!

Los niños tienen 3 y 1 año.

Lo primero que muestran las imágenes, son los niños que están en una cama. El menor de 3 años observa cómo su mamá toma un cuchillo, él está casi hincado sosteniendo una bolsa de un churro, en ese momento sus ojos no ven más que la luz que resalta del enorme puñal, con el reflejo del flash del móvil con que graba la mujer.

En su cara, en lugar de dibujarse una sonrisa, como en cualquier niño alegre, se pinta un rostro triste, sus ojos comienzan a llenarse de lágrimas. En ese momento, la mujer le acerca el cuchillo y con el miedo, el niño lo aparta.

«Ya hice algo y si vos no venís, voy a agarrar esto y ensartárselo a ellos», agrega la agresora.

El puchero es visible en el rostro del niño. Se hace hacia atrás, en su espalda tiene a su hermana, de tres años, quien también se manifiesta a través del llanto.

Pese a su corta edad, la menor podría saber qué puede pasar con ese cuchillo, porque trata de detener a su madre. Su pequeña mano la extiende, y hace una señal a su progenitora diciendo que se detenga, pero nada parece darle remordimiento a la mujer.

Los amenaza y ahorca

Como si fuese poco, desprotegidos aún en su cama, la agresora regresa y comienza a ahorcar al niño de 3 años. Lo toma del cuello, y comienza a decirle: «Dile a él, díselo que no quieres morir», él menor repite sus palabras desconsolado.

«Lo puedo agarrar así y ahorcarlos mirá», replica la fémina. Los ojos sobresaltan en aquel menor, que seguramente en su pequeña cabeza solo desea que la pesadilla acabe. No deja de ver a su madre, no deja de visualizarla directamente, con una mirada, que aunque no lo dice, expresa que lo suelte.

La otra pequeña no se escapa, la toma también del cuello, y sigue repitiéndole a su expareja a través de la grabación: «Vení o no vas a tener más hijos. Te doy la última oportunidad. Tenes hijos aquí abandonados».

Mientras mantiene su mano en el cuello de la niña de apenas un año, los gritos se hacen cada vez más fuertes, tanto de la agresora como de la menor. La niña con sus pocas fuerzas intenta quitarle el brazo, pero es imposible. Hasta que se cansa, toma nuevamente el cuchillo y vuelve a amenazar a los pequeños.

La grabación aparentemente llegó a su expareja, el objetivo que la mujer deseaba. No obstante, él mismo fue quien presentó la situación a las autoridades, quienes procedieron inmediatamente a capturarla.

La Policía Nacional se llevó a los menores para brindarle custodia, informaron.

Para muchos, el repudio hacia la fémina no tenía explicación, luego de observar el vídeo, pues se nota como no tiene compasión al momento que amenaza y agrede a sus propios hijos, relataron las personas.