Mujer en Canadá: «Siendo blanca en este país debo pegarme un balazo»

No le importó que su hijo necesitara un médico de emergencia.

648

Una mujer en Canadá empezó a comportarse racista al enterarse que no había «doctores blancos» en el centro médico que visitó. A pesar de que su hijo necesitaba ser revisado de emergencia, no le importó y continuó discutiendo.

Racismo aún a costa de la salud. Es lo que destila el comportamiento de una mujer en una clínica canadiense de la ciudad de Mississagua, en la provincia de Ontario.

El incidente, grabado en video, tuvo lugar el pasado 18 de junio. Eso, cuando una mujer pidió que su hijo fuera atendido por un «doctor blanco que hablara inglés sin acento».

Lo anterior, según información brindada por ‘The Washington Post’.

«¿Quiere decirme que mi hijo tiene dolores de pecho y tiene que quedarse sentado aquí hasta las cuatro?», dijo la mujer.

«¿Podría ver yo a un doctor que sea blanco, no tenga los dientes marrones y hable inglés?», exigió la mujer dirigiéndose a una empleada.

Esta última respondió que el centro médico no podía encontrarle a un pediatra blanco de manera inmediata.

«¿Me dice usted que no hay ni un solo doctor blanco en el edificio entero? Pues, ¿cuál es el más cercano que hable inglés?», demandó la mujer en medio de la creciente indignación de los presentes.

Actitud grosera y racista

«Siendo blanca en este país debo pegarme un balazo», resumió la mujer su sentir. En cierto momento otras personas presentes en la sala intervinieron para defender al personal del centro. Recomendaron a la mujer que fuera a otra clínica si no le gustaba la plantilla.

«Su niño tiene más problemas siendo su hijo que por lo que necesita a un doctor. Usted es extremadamente grosera y racista», le dijo una mujer.

Más de la mitad de los 700.000 residentes de Mississauga pertenecen a minorías étnicas. Además, por encima del 20% son oriundos del sur de Asia, según la agencia gubernamental Statistics Canada.

Crédito: RT Actualidad