Mujer recién operada abandona el IHSS por supuesta falta de atención

675
IHSS
Cada vez son más las denuncias a los Centros de Salud pública en Honduras.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Blanca Ramos estuvo interna en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y se sometió a una operación para la extracción de hernias; sin embargo, abandonó el centro asistencial aún convaleciente argumentando que no ha recibido atención luego a la cirugía.

La fémina denunció que sufrió intensos dolores después de la intervención quirúrgica. El dolor era tan intenso que asegura que cayó al suelo, pero nadie le brindó ayuda.

Asimismo, la dama denunció que no se siente bien días después de la operación, asegurando que sufre molestias en todo cuerpo.

«Sufrí una fuerte caída y nadie me auxilió»

En torno a esto, Blanca Ramos señaló, «Todo el tiempo que vine me trataron pésimo. Me presenté a la dirección pero nada pasó. Hablé con los doctores y tampoco sirvió. Hoy en la mañana me levanté para orinar y no tenía mucho dolor, pero al levantarme me caí al suelo, y ninguna de las personas que estaban me ayudaron; eran como las tres de la madrugada».

Al ser consultada por qué se fue del hospital, argumentó que no tenía ningún motivo para seguir en el IHSS porque se encuentra muy mal y no ha mejorado. Enfatizó que los dolores cada vez son más intensos, que hasta le producen temblores.

Además la doliente agregó, «siento dolores en toda mi columna, no me puedo sentar y los médicos bien lo saben, yo se los he repetido, pero ellos no responden».

Lea también: Policía muere por graves quemaduras; familiares clamaron ayuda al Gobierno

«No se dediquen a esto solo por el sueldo que les tiran»

La mujer envió un mensaje a los médicos del Seguro Social y les pidió «más seriedad», exigiendo que al dedicase a una área tan importante como esa «lo hagan con amor y ética».

Entre tanto, la afectada finalizó, «no se dediquen a esto sólo por el sueldo que les tiran, a mí no me voltean a ver por ser pobre. Yo era a la última quien le daban sus medicinas».

Cabe destacar que la mujer salió del IHSS y nadie supo cuando lo abandonó. La convaleciente presentó dificultad para caminar por ende hacia uso de una muleta. Además, tenía vendas de sus manos en la zona donde se aplican los sueros intravenosos.