CORTÉS, HONDURAS. Dos parientes murieron el pasado domingo a eso de las 10 de la noche en un fatal accidente ocurrido en la carretera CA-13 que conduce a La Lima, norte del país.

Inicialmente se había dicho que se trataba de dos hermanos; sin embargo, las autoridades confirmaron recientemente que se trata de un tío y su sobrino. Quienes perecieron dentro del vehículo en el que se conducían.

Las víctimas fueron identificadas como Fredy Alexander Garmendia Mejía, de 43 años de edad e ingeniero de profesión. Así también su sobrino Fernando Josué Garmendia de 24 años de edad.

Información proporcionada hasta ahora por parte de los elementos de Tránsito, indica que los ahora occisos se transportaban en un carro tipo turismo, color rojo y placas PEB 2467, quien por ir a exceso de velocidad perdieron el control y terminaron impactando contra una valla publicitaria.

Tras el encontronazo, el automóvil quedó prácticamente inservible. Mientras que el ingeniero, quien conducía el auto y su sobrino, fallecieron de forma inmediata en el lugar.

Posteriormente, se dijo que una patrulla de la Policía andaba monitoreando la zona como de costumbre. Pero de repente escucharon un impacto, lo que llamó su atención y procedieron a movilizarse hasta el lugar de lo hechos. Entonces, fue allí cuando se dieron cuenta que se trataba de un aparatoso accidente vial y miraron los cuerpos inertes de Fredy y Josué Garmendia.

CONMOCIÓN POR MUERTE DE INGENIERO Y SOBRINO

Tras lo acontecido, se comunicaron con el Cuerpo de Bomberos, quienes tras ser alertados del suceso se desplazaron a La Lima. Seguidamente, tuvieron que partir en tres partes el vehículo. Esto, para sacar los dos cuerpos que habían quedado atrapados en el amasijo de hierro.

Se supo que Fredy Alexander trabajó por varios años en el Instituto Hondureño de Café (IHCAFE). Además, terminó su educación superior en el Centro Universitario del Litoral Atlántico (CURLA). El ingeniero también deja cuatro hijos y su esposa lo definió como una maravilloa persona.

En tanto, Fernando Josués trabajaba desde hace cuatro meses en un call center en San Pedro Sula. Pues recientemente había llegado de los Estados Unidos, país donde estudió y trabajó en busca de un futuro mejor.

La muerte de ambos causó mucha tristeza y dolor entre personas allegadas, Orieta Pinto, conocida del ingeniero, dijo lo siguiente: «Nos hará falta el compañero Fredy, mi primer contacto con él fue para la primera competencia de barismo que junto a Rony Ariel compitieron para animar a los demás concursantes. Se le extrañará en el mundo del café».

Por su parte, el ciudadano Fito Díaz destacó que «la junta local de productores de café de San Pedro Sula AHPROCAFE, damos el pésame a la familia del ingeniero, quien se desempeñaba como técnico de IHCAFE en nuestra zona».

Automóvil en el que se conducían los Garmendia y que quedó destruido en su totalidad