REDACCIÓN. Un lamentable hecho se reportó en las últimas horas, tal y como lo cita el medio internacional Daily Mail, donde murieron dos hermanos, hijos de un hondureño en San Francisco, Estados Unidos.

Las víctimas fueron identificadas como Leonardo Cabrera y Blanca Cabrera, de entre 20 y 25 años de edad.

Ambos eran hijos del ciudadano de origen hondureño Luis Alonso Cabrera, quien recibió la fatal noticia de la muerte de sus dos hijos en un centro hospitalario de dicho Estado.

Información destacada por el periódico enfatiza que ambos muchachos de origen norteamericano iban dentro de su vehículo cuando se produjo el fatídico resultado; sin embargo, no especifican los detalles de cómo aconteció todo.

Autoridades forenses y expertos de la medicina en dicho Estado manifestaron que el joven Cabrera donará sus órganos. En tanto, su hermana será sepultada por sus seres queridos en el lugar que la vio nacer.

SÉPALO

Para abordar la crucial falta de órganos donados en el país. Así como para mejorar el proceso de asignación y compatibilidad de los órganos, el Congreso de los EE. UU. aprobó la Ley Nacional de Trasplante de Órganos en 1984. Esta ley creó la Red de Procuración y Trasplante de Órganos (OPTN, siglas en inglés) para mantener un registro nacional de compatibilidad de órganos.

La ley también establecía que a la red debía administrarla una organización privada sin fines de lucro. Se dijo que ésta debía ser contratada por el gobierno federal. United Network for Organ Sharing (UNOS, siglas en inglés). Esta, con sede en Richmond, VA, administra la OPTN. Lo anterior, a través de un contrato con la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS, siglas en inglés).