China: muere la última tortuga hembra de caparazón blando, en peligro de extinción

313
tortuga hembra de caparazón blando
El zoológico de Suzhou, donde vivía la tortuga hembra, también alberga una de caparazón blando gigante macho.

CHINA. Los desesperados intentos por preservar a la tortuga de caparazón blando parecen haber llegado a su fin luego de que la última hembra de la especie (que se sabe permanecen en el mundo) muriera en un zoológico del este de China.

Expertos intentaron inseminarla de manera artificial, sin embargo, todo indica que el animal no resistió el procedimiento y murió.

La agencia de información china, XiangXiang, reportó que a la tortuga de más de 90 años la reportaron con buena salud, por lo que no se explican las causas de la complicación de salud del animal.

La desagradable noticia fue dada por el gobierno de la ciudad de Suzhou en un comunicado, citando al zoológico.

Varios intentos 

Anteriormente ya se había intentado fecundar a tortugas hembra de esta especie para salvarla pero en ninguna ocasión se logró el parto.

De hecho, la otra que murió había sido sometida a un procedimiento similar en el año 2008.

El animal se encontraba vigilado por personal del zoológico por lo que cuando se percataron que algo andaba mal la atendieron rápidamente sin tener éxito.

Veterinarios del lugar trataron de reanimarla durante más de 24 horas sin tener éxito.

Luego de la muerte le extrajeron el tejido ovárico, que fue congelado en nitrógeno líquido, con el objetivo de intentar salvar a la especie en un futuro.

El zoológico de Suzhou, donde vivía la tortuga hembra, también alberga una de caparazón blando gigante macho. Los otros dos viven en Vietnam, pero sus géneros se desconocen.

Estos animales se originaron en China, haciendo sus hogares en el río Yangtze y el lago Taihu.

La especie a menudo se conoce como la más amenazada del mundo.

¿Logrará salvarse la tortuga de caparazón blanco de una extinción anunciada? Solo el tiempo lo dirá.