kinder sorpresa
Muere William Salice, creador de Kinder Sorpresa

REDACCIÓN.  Muere a los 83 años el famoso creador del huevo Kinder Sorpresa, William Salice, en Pavia, norte de Italia.

Su nombre era tan desconocido entre el público como famoso era su invento, degustado por la mayoría de los niños en Europa.

Por eso, contar la historia de William Salice es contar la del huevo Kinder, también conocido como Kinder Sorpresa.

El chocolatero trabajaba en el grupo Ferrero, y comercializa los bombones Ferrero Rocher y la Nutella.

Surgió más bien como un intento por extender más allá de la Pascua las ventas de los huevos de chocolate.

En los años 70 Salice era estrecho colaborador de Michele Ferrero, el verdadero impulsor del grupo italiano fallecido en 2015.

Y le sugirió la idea de introducir un juguete sorpresa dentro de las esferas de chocolate.

De esa manera se podría vender estos huevos durante todo el año y no solo en fiestas de Pascua.

«El inventor fue Ferrero, yo sólo me limité a ejecutar el proyecto», declaró siempre William Salice sobre su invento.

El repostero falleció este viernes a los 83 años en Pavia, al norte de Italia, según confirmó la fundación Color your Life.

La cual creada por el empresario para ayudar a los jóvenes de entre 13 y 18 años en su formación.

Huevos Kinder Sorpresa.
Huevos Kinder Sorpresa.

El huevo Kinder tuvo éxito y se convirtió pronto en uno de los productos más célebres del grupo italiano.

También, es válido decir que con él, se creó una nueva categoría de chocolate que hasta entonces no existía.

En España llegó en el año 1985 y revolucionó el mercado y en Francia se venden 100 millones de huevos sorpresa al año.

Polémica por Huevo Kinder Sorpresa

Por otra parte, no en todos los países esta innovación ha tenido tanto éxito.

En Chile se censuró su venta con la excusa de luchar contra la obesidad.

Además, en Estados Unidos está prohibida su comercialización por condiciones de leyes.

Pues la ley de el país norteamericano no permite vender alimentos que tengan objetos en su interior.

En la Unión Europea se hace excepción con dos dulces: el roscón de Reyes y el citado huevo.

En Francia el dulce generó polémica después de que una niña falleciera asfixiada tras tragar la sorpresa que contenía el Kinder.

«Se sigue unas directrices para evitar que los niños se puedan hacer daño usando de forma inadecuada los juguetes», según el grupo.

Sus sorpresas, por ejemplo, no son de color marrón chocolate, para evitar así que los niños puedan ingerirlos.

Las cápsulas no contienen piezas demasiado pequeñas y, si lo hacen, estas van premontadas.

Salice trabajó casi medio siglo y después fundó un campus para ayudar a los jóvenes de entre 13 y 18 años

Ferrero produce al mes tantos Kinder Sorpresa que podría cubrir los 400.000 metros cuadrados de la plaza de Monterrey, en México.