Mudanza digital: Microsoft dice adiós a sus tiendas físicas, ¡para siempre!

169
Microsoft
Aquellos espacios donde se podía degustar de la tecnología de punta y comprar algún artículo de calidad garantizada ya no estarán disponibles. Microsoft cierra sus puertas físicas ante el mundo.

REDACCIÓN. La transición a lo digital inició hace mucho. Cada vez se le da más importancia a aquello que está «en línea» y, la pandemia de COVID-19 sólo llegó a poner «viento en popa» ese enfoque hacia la parte más tecnológica.

Ayer, Apple anunció que cerró 32 tiendas en Estados Unidos ante el rebrote de coronavirus. En el caso de la marca de la manzanita, esa clausura es temporal, pero no pasa lo mismo con otra empresa gigante de ese país.

Hablamos de Microsoft, que sorprendió este viernes con un comunicado en su página web oficial. Es quizá una de las decisiones que más podría marcar su rumbo empresarial y su historia: decidió cerrar, de forma definitiva, sus tiendas físicas.

Y es que la compañía que creó Bill Gates, cerró sus recintos comerciales en marzo a nivel mundial por la COVID-19. Con el paso del tiempo, sus competencias abrían pero, ¿Y Microsoft? Despertaba la duda, pero nadie se imaginó que la razón era que no volverían a abrir jamás.

«Nuestras ventas online han crecido a medida que nuestro portfolio ha evolucionado hacia las grandes ofertas digitales, y nuestro talentoso equipo ha demostrado que puede servir a los clientes más allá de una localización física», explicó el vicepresidente de Microsoft Corporate, David Porter en el escrito provisto.

Incluso, Porter tachó de poco valiosas las ventas en físico para generar ganancia. «Las tiendas físicas generaron ingresos minoristas insignificantes para Microsoft y, en última instancia, todo se movió cada vez más hacia los canales digitales en los últimos años», manifestó.

Los únicas ubicaciones que proseguirán en su atención al público físicamente serán la de Nueva York, Washington, Sydney y Londres. Pero, serán reinventados como «centros de experiencia»; su propósito será mostrar la tecnología de Microsoft a través de sus múltiples marcas, pero no necesariamente venderán alguna cosa.

Más sobre tecnología: ¿AirPods? LG planta competencia con audífonos que se limpian solos

Pérdida de acciones

La compañía reconoció en su pronunciamiento que el cierre de tiendas significará pérdidas monetarias de unos 450 millones de euros, es decir, 0,05 % por acción. No obstante, no representa un daño inmensurable para uno de los negocios más sólidos del mercado.

Además, un aspecto fantástico es que, al parecer, la situación no conllevará despidos masivos.

Microsoft dejó entrever que no tiene intención de cesar el contrato con sus colaboradores. Por el contrario, potenciarán sus ventas digitales y sus empleados atenderán desde oficinas administrativas o desde su propia casa. Se les capacitará para la asistencia técnica y brindar asesorías y entrenamiento a los clientes.

Se prevé que se inyectará más inversión para microsoft.com y las páginas virtuales de Windows y Xbox, las cuales suman má de un millón de personas en 192 países. También, en búsqueda de reforzar esas ventas online invertirán en el soporte a través de video chat, tutoriales, cursones de entrenamiento y demás soluciones digitales.