MS-13 ratifica: No más extorsión, «solo pedimos una oportunidad»

935
MS-13 no cobrará extorsión en honduras
Mediante una carta, la Mara Salvatrucha (MS-13) compartió con la población que están bajo un proceso fuerte de cambio que aleja a su agrupación de actos delictivos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En una carta dirigida a Lidieth Díaz, viuda del comunicador David Romero Ellner, la Mara Salvatrucha (MS-13) remarcó que dejarán atrás las líneas de extorsión que mantenían, además de otros ilícitos.

Unos días atrás, tal como lo informó Diario TIEMPO Digital, un dirigente de transporte anunció que la estructura en mención les comunicó que no volverían a cobrarles el denominado «impuesto de guerra». Tampoco lo harían a negocios y personas particulares.

Ahora, en un nuevo escrito, la MS-13 pidió perdón al pueblo hondureño por el daño causado con ese flagelo; también, los integrantes solicitaron a las autoridades la posibilidad de reincorporarse a la sociedad. Se expuso que están dispuestos a hacer obras en beneficio de la gente.

«Pedimos perdón; olviden el pasado»

El mensaje inició con un afectuoso saludo a Díaz. Seguido, se plasmaron unas líneas de condolencia por la pérdida de su cónyuge hace unas semanas después de una lucha contra la COVID-19.

A renglón seguido, el autor se identifica como un miembro activo de la MS-13. De inmediato, giró declaración reiterando su compromiso con lo que expresaron al transporte.

«Esta no es una cortina de humo señores transportistas; confiamos plenamente en Dios que esto no volverá a pasar nunca, les pedimos perdón y, a la vez, dando nuestra voz y si nos toca poner la cara también lo haremos«, reza la carta.

Después, el escritor pidió disculpas de manera repetitiva en representación de la MS-13. Aseguró que confían que un día se les dé la oportunidad de tener un empleo digno y que la población deje atrás los errores «cometidos por la ignorancia de la juventud».

«Tenemos fe en las autoridades y los empresarios de nuestro país que nos den un trabajo y se olviden del pasado, que no nos tomen ya como un peligro en sus empresas. Los años pasaron de repente; sólo Dios sabe cuanto lo sentimos, perdónennos todo el daño causado por esa extorsión, ¡lo sentimos mucho!«, agregó.

Reseña histórica

En la siguiente parte de la carta, el artífice de la carta remembró unos hechos que ciñen parte de la historia de este siglo en las cárceles de Honduras. Aludió el incendio en el centro penal de San Pedro Sula el 17 de mayo de 2004.

Él aseveró que ese acontecimiento el corazón de su agrupación se llenó de odio por la sociedad entera, debido al sufrimiento que tuvieron sus familias.

En ese sentido, se refirió al artículo 332 que, desde el 2002, pena con cárcel la asociación ilícita. «Ahí (en San Pedro) murieron muchos jomies que eran padres de familia; todo fue una trampa con el famoso artículo», acotó.

Y prosiguió yéndose un poco más atrás en la línea de antecedentes, recordando una masacre que se registró en la Granja Penal de El Porvenir en abril de 2003. Al respecto, se comentó que se mató «cobardemente» a miembros de pandilla contraria.

«(Pero) Nosotros no venimos a hablar por ellos (Pandilla 18). Hablamos de la Mara Salvatrucha y el paso grande que Dios ha puesto en nuestros corazones, alejándonos definitivamente de la extorsión. Esto traerá debates negativos y positivos a la vez, pero estamos tranquilos (…) lo que realmente importa son los hechos«, expuso.

Un cambio drástico

Continuando con el travesía de los años pasados, se dice que fue y seguirá siendo dura la vivencia de observar cómo los «pozos» se transformaron «máximas» pero reconocen que en el camino aprendieron el valor del respeto a los inocentes; igualmente, aportó que habían personas que les llevaban biblias.

Contó el autor que les regalaban hasta memorias usb´s para escuchar música cristiana y también ver películas del mismo tipo. Asimismo, dijo que recuerdan muy bien cuando en una cadena nacional se les exhortó a que reflexionaran y dieran un paso hacia el arrepentimiento.

Siguiente, se plasmó en el documento de manera literal lo que lee el libro bíblico de Romanos en su capítulo 13 y versículos 1 y 2. Allí se describe que toda persona debe someterse ante las autoridades superiores. Igualmente se mencionó Romanos 12:21, donde se insta a los cristianos a vencer con el bien, y no con el mal.

Petición

En otro apartado, la MS-13 pidió a las autoridades del país que divida plenamente a las dos pandillas para que puedan acceder sin problemas a los talleres. Su propósito es hacer pupitres para las escuelas del país y camas para hogares de ancianos, entre otros.