Por cada delito, MP solicita 20 años para integrante de banda «Mito Padilla»

197
Mito Padilla
MP pide 60 años de prisión para integrante de la banda "Mito Padilla".

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Fiscales del Ministerio Público (MP) solicitaron 60 años de prisión, 20 por cada delito cometido, para integrante de la banda criminal «Mito Padilla».

En audiencia de individualización de penas, fiscales de la Sección de Audiencias y Juicios de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) solicitaron que se dicte 60 años de prisión a Eduard Ballardo Murillo Ocampo, de 30 años.

La solicitud sería por el triple crimen de Eusebio Méndez Antúnez, Santos Obdulio Antúnez y Delmer Eliú Meza Coleman. El implicado también fue sentenciado por el delito de asociación ilícita en perjuicio de la Seguridad del Estado de Honduras.

Lea también: Hallan dos cadáveres en descomposición en la zona norte; hombre y mujer

Pruebas contundentes 

Murillo Ocampo fue condenado gracias a las pruebas presentadas en su contra. Entre las pruebas estaban: testigos, documentales y periciales-científicos. En total fueron 12 medios probatorios suficientes para el dictamen.

Asimismo, la FEDCV solicitó al MP que realicen exhumaciones de los tres cadáveres por medio de su Departamento de Patología Forense. Los resultados se ratificaron en el debate.

Se pudo comprobar que a Murillo Ocampo lo acompañó el ya fallecido, Pedro Jaime Ocampo Padilla; a quien en vida se le conocía con el sobrenombre de «Mito Padilla».

El hecho

El 3 de noviembre de 2009, a las 11:00 a.m., en la aldea El Ocotal del municipio El Rosario, departamento de Olancho, el imputado llegó junto a otras personas al lugar de los hechos.

El implicado y sus acompañantes actuaron para darle muerte a Eusebio Méndez Antúnez y Santos Obdulio Antúnez. Mientras que el crimen de Delmer Eliú Meza Coleman se efectuó en el mismo lugar el 5 de septiembre de 2016.

La captura del criminal perteneciente a la banda de «Mito Padilla» se realizó un año después de la muerte de Meza Coleman.

En octubre de 2017, cuando él se encontraba en su domicilio de la colonia Arturo Quezada de la capital, oficiales de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), procedieron.