Motín en centro penal de Santa Rosa de Copán provoca la muerte de un recluso

419
Motín en el centro penal de Santa Rosa de Copán.

Honduras. Durante la mañana se reportó el amotinamiento de reclusos en el centro penal de Santa Rosa de Copán, por lo que se confirma la muerte de un hombre.

El portavoz de la Policía Nacional, Gregorio Cornejo, confirmó  inicialmente que «cuatro personas resultaron heridas» en el motín. Horas más tarde uno de ellos falleció.

Los presidiarios  internados en el Hospital Regional de Occidente fueron identificados como José Noé Hernández, de 38 años de edad; Julio Cesar Duque, de 33 años y Wilmer Alvarado Ortega, de 31 años.

Mientras que el fallecido es Erwin Josue Villeda Méndez, de 32 años de edad. Sus parientes confirmaron el deceso e indicaron que él desde hace diez años estaba recluido en esa  cárcel.

Según el informe preliminar, durante el motín los reos provocaron un incendio y gritaron a través de un megáfono: «No tenemos miedo», informaron medios locales.

Por su parte, el subcomandante de la 120 Brigada, Edilberto Moncada, informó que un equipo de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) fue enviado al centro penal.

Según Moncada, el motín lo protagonizaron los presidiarios. «Una de las razones que ellos aducen provocó la ira de los presos es «porque el nuevo jefe del centro es un poco exigente», argumentó el oficial.

Moncada aseguró que sus agentes llegaron a controlar el área. Además, afirmó que los agentes de la Policía Nacional y parte del batallón del Fuerzas Armadas permanecía en el sitio.

En otras noticias: En el baño de un bar encuentran muerta a mujer en Roatán

Antecedente de reyerta en Támara

Pero el incidente del presidio de Santa Rosa de Copán no es el primero que ocurre en 2019. El pasado 12 de junio, miembros de la MS-13 y «Los Paisas» protagonizaron una revuelta sangrienta. Al menos unos 27 heridos y tres personas muertas dejó el enfrentamiento.

Luego de la reyerta, el experto en seguridad, Carlos Sierra, analizó los factores que generan este tipo de violencia en los presidios.

En ese sentido,  afirmó que lo que sucedió en Támara es una muestra de la crisis carcelaria
que no se ha podido solucionar desde hace una década.

«Consideramos que lo que pasó en Támara es una crisis continuada por no haberse abordado como debería ser», señaló Sierra.

Asimismo dijo que uno de los problemas es que los presos viven en desorden y hacinamiento de hasta un 150% dentro de los centros carcelarios.

Más detalles: Descontrol dentro de las cárceles