Ministro de Seguridad: «Cambio de viento condujo gases lacrimógenos a la escuela»

401
Julián Pacheco
El Secretario de Seguridad lamentó el ingreso de gas lacrimógeno al CIIE.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Secretario de Seguridad, Julián Pacheco, esta mañana aseguró que fue por el cambio del viento que el gas lacrimógeno llegó el pasado viernes al Centro de Investigación e Innovación Educativa (CIIE), de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM).

Cabe recordar, que el viernes policías antimotines lanzaron gas lacrimógeno a universitarios que se unieron a las protestas de la Plataforma en Defensa de la Salud y la Educación. Cerca del lugar donde se estas se desarrollaron se ubica dicho centro de educación.

Ante el lanzamiento de gas resultaron afectados los menores que se encontraban al interior del mismo. Padres de familia y docentes repudiaron la acción de los uniformados.

Sin embargo, este día Tinoco manifestó que no fue culpa de los policías. «Quiero aclarar, no es gas pimienta, es un gas lacrimógeno normal. Lamentamos lo que pasó en esa escuela, allí afectó el cambio de viento que hubo en el momento que los policías hacían uso del último recurso, el gas lacrimógeno».

A su vez, aseguró que casos como ese no volverán a suceder, ya que como autoridades han comenzado a tomar los correctivos de lo registrado.

«El gas lacrimógeno fue lanzado a la calle y el cambio de viento lo condujo al interior de la escuela. Los policías desconocían que allí había un centro de educación de niños. Eso fue lamentable, reiteró el titular de Seguridad, Julián Pacheco.

De igual manera, dijo que los miembros de la Policía Nacional cuentan con un protocolo que les indicia en que momento se debe actuar. «Los policías tienen su protocolo para actuar y ellos ya saben que hacer en cada uno de los eventos», concluyó el funcionario.

Lea también: Padres de niños afectados por gas lacrimógeno exigen tomar medidas legales

Autoridades de la escuela denunciarán 

Por otra parte, las autoridades del CIIE de la UPNFM, anunciaron que ante lo sucedido han determinado presentar una denuncia ante la La Organización de las Naciones Unidas (ONU), y ante Derechos Humanos.

Ellos determinaron la suspensión de clases en el mismo hasta segundo aviso. Docentes y padres de familia se mantienen en reunión continúa para decidir las medidas de seguridad que se ejecutaran por la integridad de los niños.