Minera de Lenir Pérez inicia campaña para que Gobierno intervenga en conflicto

Pobladores de Guapinol se mantienen firmes en el Campamento por la Vida

73
Campamento por la vida no se va retirar hasta que minera se vaya

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Tras enfrentamientos y plantones, la empresa minera Inversiones Pinares, ha orquestado una campaña que tiene como punta de lanza la amenaza de cerrar operaciones.

La noticia trascendió el lunes y muchos medios dedicaron su programas estelares a esta problemática. La mayoría se inclinó a las mineras.

Son proyectos socialmente conflictivos, porque se instalan sin la decisión de los afectados y sin beneficio real para las comunidades, ha interpretado un medio local en sus redes sociales.

En su estrategia la minera advirtió que si el gobierno no interviene en el conflicto se van a otro país donde si les permiten operar sin problemas.

Igualmente, las diferentes organizaciones empresariales han lanzado sendos comunicados a favor de la industria minera.

Los voceros de Inversiones Pinares aseguran tener todos los permisos y requisitos de ley. Sostienen también que el cierre de la mina dejaría sin empleo al menos a 2,000 pobladores de la zona.

La noticia del supuesto cierre de la mina también circula en medios de Tocoa. Allá los ejecutivos de la Inversiones Pinares realizaron una gira con periodistas informando la decisión.

Por su parte, los miembros del campamento sostienen que se trata de una cortina de humo.

En ese sentido, aseguran que la minera no tiene intenciones de abandonar el jugoso negocio.

Esteban Padilla, un dirigente antiminas, señaló que “lo están haciendo para crear incertidumbre y presionar a la población para que reaccione por los supuestos 2000 empleos que se perderán si ellos se van”.

Padilla agregó que no les funcionó la estrategia porque las personas más bien se alegraron. La respuesta en redes sociales ha sido a favor de que se vayan, dijo.

Además, el dirigente aseguró que esa presión ha hecho que los habitantes apoyen más al campamento a pesar que en Ceibita los mineros montaron un retén con gente armada.

Conflicto adquiere mayor dimensión

El conflicto entre los pobladores de 10 comunidades afectadas con la operación de la minera adquirió mayor dimensión el pasado viernes 07 de septiembre cuando un grupo de guardias armados contratados por Lenir Pérez hirieron a Rigoberto Hernández.

El hecho causó revuelo a nivel nacional y dejó evidenciada la represión que enfrentan las personas que están en el Campamento por la Vida defendiendo sus derechos.

Nota relacionada: Tensa calma en Guapinol luego del primer herido por guardias de Minera de Lenir Pérez

Sobre la Empresa Pinares

Inversiones Los Pinares es propiedad del empresario sampedrano, Lenir Pérez, quien también es dueño de la fábrica de láminas Alutech. La concesión de esta explotación minera se aprobó en el año 2013. Durante el gobierno de Porfirio Lobo Sosa, según publicación de La Gaceta.

Campamento por la vida mantiene lucha pacífica

Pobladores de 10 comunidades afectadas tienen más de 40 días de lucha

Este campamento de resistencia se instaló el 1 de agosto para exigir el cierre de la minera. Hasta la fecha el campamento cumple 44 días de haberse instalado frente a las instalaciones de la empresa minera Los Pinares.

 Los pobladores de 10 comunidades se encuentran al pie de la lucha y acampan día y noche en el lugar. Aseguran que se mantendrán firmes hasta que la empresa cierre operaciones.

La minera está instalada en la comunidad de Guapinol, en la montaña de La Esperanza, con jurisdicción en Colón.