Esposo de Salma Hayek donará 100 millones de euros para reconstruir Notre Dame

122
Reconstrucción de la Catedral Notre Dame
El esposo de Hayek resaltó la importancia del edificio construído en el siglo XII para la historia de la humanidad.

REDACCIÓN. El magnate francés François-Henri Pinault, esposo de la actriz mexicana Salma Hayek, anunció que donará 100 millones de euros (113 millones de dólares) para la reconstrucción de la histórica Catedral de Notre Dame en París.

El mundo está conmocionado por el incendio que devoró parcialmente la icónica catedral este lunes 15 de abril.

A través de un comunicado publicado por la agencia AFP y reseñado por Newaweek México, el empresario informó: «Mi padre (François Pinault) y yo hemos decidido desbloquear… una suma de 100 millones de euros para participar en la reconstrucción completa de Notre Dame»

El esposo de Hayek resaltó la importancia del edificio construido en el siglo XII para la historia de la humanidad «esta tragedia golpeó a todos los franceses y a todos quienes están vinculados a los valores espirituales. Frente a un drama como este, todo el mundo desea volver a dar vida a esta joya de nuestro patrimonio».

Por su parte, Salma Hayek mostró su tristeza a través de una publicación en Instagram, «como muchos otros, me siento profundamente conmocionada y triste al ver que la belleza de Notre-Dame se convierte en humo. Te amo París».
François-Henri Pinault dirige el imperio Kreig, el cual fue creado por su padre en 1992 y gracias al cual poseen la tercera fortuna más grande de Francia. A este conglomerado pertenecen prestigiadas marcas como Gucci, YSL, Bottega Veneta, Alexander McQueen, Balenciaga, entre otras.

Acontecimientos importantes 

Construida entre 1163 y 1245 en la Île de la Cité, la Catedral de Notre Dame de París es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. El nombre significa Nuestra Señora y está dedicada a la Virgen María.

En ella se celebraron importantes acontecimientos, entre los que cabría destacar la coronación de Napoleón Bonaparte, la beatificación de Juana de Arco y la coronación de Enrique VI de Inglaterra.