REDACCIÓN. Un extraño caso se está viviendo en el occidente de Honduras, en relación a un joven que supestamente está endemoniado.

La paz y la tranquilidad del Municipio de San Nicolás, Copán se acabó para una familia, luego que un muchacho regresó de unos cursos intensivos en a base naval de Puerto Cortés.

Desde que llegó, el joven ha mostrado un comportamiento horrible y ha querido asesinar a toda su familia. El joven militar responde al nombre de Arnold Javier Mejía Rosales de 22 años de edad y es residente en la Aldea de San Calletano.

Su familia aduce que «él parece un perro y en un sentimiento de odio que a agarrado contra nosotros, dice que unos seres diminutos le ordenan que nos maten».

Extraño caso en el occidente de Honduras

La madre del muchacho dijo que «mi hijo estuvo trabajando en la base naval 1 año con tres mese. Él se fue bien de salud y ahora vino enfermo. Recuerdo que me dijo que en el lugar donde estaba asignado escuchaba ruidos. Y cuando encendía la lámpara y preparaba el fusil, no miraba nada.

Pues me decía que asustaban y que estaba preocupado, pero no le hicimos caso», dijo su madre. Al mismo tiempo, doña Argentina Rosales responsabilizó el caso al Gobierno de Honduras. Y pidió que la ayuden, pues en ocasiones se ha salvado de puro milagro.