Más de 800 mil niños no estudiarán en ningún centro educativo este 2019

256
centro educativo
La inseguridad y los factores económicos son los problemas que impiden que los niños vayan a las aulas de clases.

HONDURAS. Unos 889 mil 116 niños no estudiaran en ningún centro educativo del país este 2019, según revela el último informe presentado por el Observatorio Universitario de la Educación Nacional e Internacional de la Universidad Pedagógica Nacional (UPNFM).

Es preciso indicar que en Honduras habitan 2 millones 914 mil 682 niños de 3 a 17 años, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). De ellos, unos 889 mil 116 no estudiarán en ningún centro educativo este año; representa un 30.5 % de la población infantil.

Datos revelados por el Observatorio Universitario señalan que de los tres niveles educativos existentes (prebásica, básica y media), el primero es el de mayor necesidad. Lo anterior, debido a que existe un aproximado del 43 %, unos 326 mil 086 de los menores de edad de 3 a 5 años que no acceden a la primera etapa educativa.

Sin embargo, el de mayor impacto es el sector de Educación Media. De 582 mil 215 jóvenes de 15 a 17 años, solo 265 mil 554 (54.3 %) entra a secundaria.

Los índices mejoran en el caso de los escolares de 6 a 11 años. En este caso, existe una cobertura del 94 % en todo país. En tercer ciclo (de séptimo a noveno) más de 403 mil 247 asisten a clases, un 64 %.

El último informe del Observatorio Universitario evidencia que uno de los mayores desafíos del Sistema Educativo hondureño es la cobertura escolar. La problemática desencadena varios riesgos sociales para los menores de edad.

Cabe indicar que dicho informe se respalda con números oficiales del Sistema de Administración de Centros Educativos (SACE) de la Secretaría de Educación.

Nota relacionada: Sistema educativo precario es igual a empleos precarios: FOSDEH 

Opinión de expertos

Respecto al tema, el investigador del Observatorio Universitario, Russbel Hernández, expresó que «hay un enorme riesgo social para esos 316 mil 661 jóvenes que no están en el Sistema Educativo. Por otro lado no encuentran oportunidades laborales. Esa situación los presiona para incursionar en grupos antisociales o son presionados a migrar», aseguró.

Asimismo, Hernández dijo que sumado a eso, la inseguridad les impide a los jóvenes trasladarse hacia sus centros educativos. O, en el peor de los casos, les obliga a abandonar los mismos.

Igualmente, los bajos ingresos económicos de las familias que tienen más de dos hijos. «Eso causa que no exista posibilidad de matricularlos y mantenerlos en los centros educativos», lamentó el experto.

Ante ese panorama, Hernández explicó que en la mayoría de los pueblos y aldeas de Honduras no existen centros de Educación Prebásica. Como ser, los jardines de niños, kinder o también llamados CCEPREB.

Se deben fortalecer los bachilleratos por madurez

Sobre el tema, el vicerrector de la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH), Javier Mejía, criticó que el caótico índice de cobertura en secundaria tiene mucha relación con el cierre de centros nocturnos a nivel nacional; principalmente en las grandes ciudades.

Asimismo, dijo que es lamentable que en Honduras la inseguridad genere que los estudiantes deserten de las aulas de clases.

Mejía aseveró que el Estado debe focalizar la seguridad y reforzarla en las zonas donde están los centros educativos donde la matrícula ha disminuido considerablemente por la inseguridad. “Tenemos colegios pero están vacíos por esta situación”, cuestionó.

En ese sentido, el entendido en el tema apunta al fortalecimiento de los bachilleratos por madurez. De esa manera se podría aumentar el índice de cobertura.

«En Guatemala esto resultó positivo. Ellos implementaron el Bachillerato por Madurez, incluso el ciclo común por madurez. Sus índices de escolaridad mejoraron significativamente», afirmó.

De su lado,  el exministro de Educación, Marlon Escoto, expuso que la problemática en el Sistema Educativo se podrá amortiguar en base a la inversión que se haga en ese sector; en los últimos años no tuvo incremento en su presupuesto.

Escoto sostuvo que la cobertura preescolar, aunque es baja, mejoró significativamente en los últimos años. No obstante, dijo que aunque existan las políticas gubernamentales que  den obligatoriedad al estudio de prebásica hasta secundaria, se requiere de presupuesto para poder ampliar cobertura.

Las clases en el Sector Público de Honduras iniciaron el pasado lunes 4 de febrero.