Microplástico: ¿cómo llega a nuestro organismo y qué daños ocasiona?

554
Microplástico en el organismo humano
Para el 2050, estudios prevén que los humanos y animales, en cada alimento estaremos ingiriendo partículas de plástico.

HONDURAS. El microplástico es un fragmento bastante pequeño, pero con afectaciones extremadamente grandes, que primero llega a las especies en el mar y luego a los organismos de miles y miles de personas en todo el mundo.

Un problema tan complejo está ligado a la explicación de la cadena alimenticia que se divide en productores, consumidores y desintegradores.

Lea también: El sano arrecife de Tela, en grave riesgo por la basura de Guatemala

El estudio científico presentado en el Congreso Virtual de la Sociedad Americana de Química (ACS) en este 2020 comprobó y detectó la existencia de micro o nanoplástico no biodegradable dentro de órganos humanos.

Puede encontrar el estudio: Haciendo clic aquí

“No queremos ser alarmistas, pero es preocupante que estos materiales no biodegradables que están presentes en todas partes puedan entrar y acumularse en los tejidos humanos”, mencionó Varun Kelkar, uno de los autores del estudio.

¿Cómo llegan los microplásticos hasta ahí? De acuerdo a estas investigaciones científicas y a las 47 pruebas realizadas puede llegar a provocar infertilidad, inflamación y el cáncer; aunque estos test no están comprobados en la salud de las personas.

Las pruebas para sustentar sus teorías se aplican en modelos de animales, sin causarles ningún tipo de afectación.

Los investigadores Rolsky y Varum Kelkar, de la Universidad Estatal de Arizona, se adentraron en estudios anteriores. Obtuvieron muestras de tejidos cerebrales y corporales, utilizados para estudiar otras enfermedades como el Alzheimer.

Ahí, pudieron comprobar decenas de tipos de componentes plásticos dentro de los tejidos, incluidos policarbonato (PC), el polietileno tereftalato (PET) y el polietileno (PE).

Microplástico en el organismo humano
Este segundo estudio tomó muestras de excremento de ocho voluntarios.

El tema sigue en investigación, dado que los resultados son en animales, ahora su orientación es revelar si los mismos efectos, como el cáncer, también ocurren en humanos.

Es por ello que se han determinado posibles causas, en base al estilo de vida de las personas a las cuales evaluaron y cómo llegó hasta sus órganos este micro o nanoplástico.

«Una vez que tengamos una mejor idea de lo que hay en los tejidos, podemos realizar estudios epidemiológicos para evaluar los resultados de la salud humana. De esa manera, podemos comenzar a comprender los posibles riesgos para la salud, si los hay», dijo Kelvar.

Pese a ello, han formado sus hipótesis sobre el tema y consideran que la problemática está en la cadena alimenticia.

Una versión muy acorde brindó a Diario TIEMPO Digital, Antal Borcsok, director del Centro de Investigación Marina en Tela, Honduras. El experto dijo que los microplásticos llegan al cuerpo humano a través de la alimentación.

El plástico común, que conocemos en la vida cotidiana, en su ola de contaminación por el mar puede desintegrarse poco a poco hasta convertirse en trocitos pequeños. A esto se le llama microplástico.

Esos pedacitos luego se llenan de algas y los peces o mariscos se alimentan de ellos. Cuando los humanos consumimos estos dos platillos marinos, ahí, automáticamente y sin querer, llevamos el microplástico al organismo.

Microplástico en el organismo humano
Ejemplo de como se encuentra el microplástico en los peces

Por lo que, según manifestó Antal, el proceso es así: el microplástico es ingerido por las especies marinas, seguidamente los atrapan y las personas los comen.

Otra de las hipótesis

Otro de los estudios científicos realizados donde se constató la existencia de microplástico dentro del organismo, fue presentado por investigadores de la Universidad de Viena y de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Austria.

Ellos tuvieron ocho personas voluntarias para su estudio, donde se centraron en el excremento y encontraron micropartículas de plástico. Por lo cual quisieron constatar cómo es que había ingresado a sus organismos y su conclusión: los alimentos.

Los voluntarios indicaron haber consumido productos envasados en plástico; estos presentaban casi nueve tipos diferentes de plástico que se encuentra en botellas, bolsas y envases. Entonces, otra de las hipótesis se basa en la no disolución del plástico”.  

Créditos de vídeo: EL MUNDO


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn