Detienen a Michel Temer, expresidente de Brasil

99
Michel Temer
Michel Temer ha sido señalado en diferentes casos de corrupción.

SOA PABLO, BRASIL. Detuvieron al expresidente de Brasil, Michel Temer, este jueves en Sao Paulo, en el marco de la investigación de la Operación Lava Jato, confirmó a CNN Fernando Pombal, director de la corte criminal que emitió la orden de arresto.

A Temer lo señalaron en diferentes casos de corrupción; por el momento se desconoce el motivo exacto de la detención. Tanto él como sus representantes legales han negado las acusaciones en su contra.

Eduardo Carnelós, abogado que defiende a Temer, expresó que la detención del expresidente es “una barbaridad”, según reportó el Estado de Sao Paulo.

Por otro lado, el Supremo Tribunal Federal de Brasil, abrió en septiembre de 2017 una investigación contra el presidente Temer; presuntamente por cometer delitos de corrupción activa y pasiva. Y también lavado de dinero, según informó la agencia estatal de noticias Agencia Brasil.

Sin embargo, no hubo cargos formales para el expresidente en ese momento.

La investigación la solicitó el fiscal general Rodrigo Janot, por sospechas de que tanto Temer como un exdiputado federal y otros dos empresarios, habrían recibido “ventajas indebidas para favorecer la empresa Rodrimar mediante la emisión del llamado Decreto de los Puertos”, dijo en ese entonces Agencia Brasil.

Aclaraciones

En septiembre de 2017, la Presidencia de Brasil aseguró que Temer “no participó ni participa en ninguna banda criminal”. Esto, a través de un comunicado citado por Agencia Brasil.

“El presidente tampoco formó parte de cualquier estructura con el objetivo de obtener, directa o indirectamente, ventajas indebidas en órganos de la administración pública. El presidente Temer lamenta que insinuaciones descabelladas, con el fin de intentar denigrar su honor e imagen pública, sean filtradas a la prensa antes de la debida apreciación por la Justicia”, afirmó la Presidencia.

En un discurso del 18 de mayo del 2017, el entonces presidente Temer negó cualquier vínculo con la corrupción. También seguró que no compró el silencio de nadie.