Michaell Chirinos: “La humildad es la base del éxito”

367
Michaell Chirinos

TEGUCIGALPA. – El habilidoso jugador del Olimpia, Michaell Chirinos, interactuó este fin de semana por medio de Instagram live con la página del club. Una nueva moda de entrevistas debido a la crisis del COVId-19.

«Es algo difícil lo que estamos pasando, solo queda pedirle a Dios que él nos proteja de esto y decirle a toda la gente que se cuide. Esto cada día se pone peor y da tristeza cada vez que se dice que muere alguien por el virus. Hay que cuidarse y aprovechar de estar con la familia», inició diciendo el atacante hondureño.

Agregando que: «En esta cuarentena paso viendo películas, viendo vídeos en youtube o sino me pongo a realizar en vivos con mis amigos y así me distraigo», contó Chirinos.

Sobre los trabajos en casa: «El profe nos ha dicho que nos mantengamos corriendo, que hagamos algo, nada en específico. En lo personal, yo estoy al cien, ya recuperado y me siento muy bien. Me toca esforzarme en lo físico», contó.

Sin embargo, revela que está en acción, mientras tiene el tiempo y un lugar para realizar sus entrenamientos.

«Estoy entrenando cinco días a la semana en una cancha que me prestan y está cerca de la colonia con el profesor Roberto que lo tuve en infantil, liga mayor y me está ayudando a entrenar».

Su paso por la primera división: «El jugador que llega a la primera división es difícil. No solo es llegar a entrenar y ya. En lo personal llegué a México con los pies sobre la tierra, no poner ni un pero, eso para mí no existe. Yo he jugado en canchas de tierra, grama, sol, lloviendo, en el barrio… No hay pero que exista para jugar al fútbol. La humildad es la base del éxito».

Y agregó: «La única opción que tuve fue el Vancouver, fueron pláticas sencillas, pero al final no se dio nada. Yo crecí jugando en el Olimpia y ponerme la camisa fue un privilegio», mencionó Chirinos.

¿Su gol favorito?

«El gol que me gusta fue uno que le anoté a Juticalpa. Ese día metí dos. Uno fue de tres dedos a José Mendoza. Yo estaba dando un pase y me volvió a quedar y la única opción era esa de meterla de tres dedos y son goles que no se ven muchos acá».

Además, mencionó uno en el plano internacional: «Uno que me gustó fue un gol que le anoté a Pumas, fue el primer gol en México. El primero es el que más cuesta y es el que más recuerdo, ya que me quité al defensa, al portero y definir colocado».

Cuenta su experiencia en la Liga MX

«Fue muy difícil porque estaba con negociaciones muy avanzadas y solo faltaban ciertas cositas y al día siguiente me dicen que iban a vender al club. El otro club me quería, pero luego el técnico dijo que no. Me dolió porque fue mi primera experiencia de salir a México. Yo solo no jugué un partido contra Atlas y metí seis goles», cerró Chirinos.

Exnadador catracho hará llegar 34 ventiladores mecánicos a Honduras